El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que le gustó que la gente haya participado en los llamados cordones de paz” en la marcha del 2 de octubre; incluso narró que la escena que más le gustó fue la de un policía con su escudo que no enfrentó a uno de los “provocadores”, y luego un adulto mayor se acercó para pedirle al joven evitar los destrozos. Admitió que hubo hechos de violencia durante la marcha, pero a su juicio, no pasó nada grave.

Durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, López Obrador fue cuestionado acerca de cuál será el procedimiento para que acuse con sus mamás a quienes ayer causaron destrozos, y dijo, “lo vamos a dejar así”.

El Presidente también fue cuestionado acerca de las críticas que se hicieron por haber expuesto a ciudadanos y funcionarios de gobierno de la Ciudad de México, a lo que contestó que “él tiene otros datos” y que ayer salieron muy bien las cosas. Argumentó que sus opositores siempre van a criticar, pero consideró que no se expuso a los trabajadores del gobierno de la Ciudad, porque nadie iba a responder a una provocación.

En otro tema, al solicitarle un balance en materia de seguridad a 10 meses de su gobierno, el Presidente dijo que en breve presentará un balance sobre este tema. Posteriormente mencionó que si no hubiera habido un “fraude electoral” en 2006, no se estarían viviendo los niveles de violencia que hoy se tienen.

Condonación de impuestos

Luego de que Ana Gabriela Guevara, directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), y Yeidckol Polevnsky, dirigente de Morena, atribuyeron a un error de sus contadores el hecho de haber sido beneficiadas de condonaciones millonarias de impuestos, López Obrador dijo no dudar que sí haya sido un error de sus contadores.

Luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó la ampliación de mandato en Baja California de dos a cinco años para el gobernador Jaime Bonilla, Andrés Manuel López Obrador dijo que está bien y que se debe acatar el fallo judicial.

En otro tema, López Obrador se comprometió a que ya no habrá falta de medicamentos en hospitales y unidades médicas. Aseguró que la falta de medicamentos contra el cáncer ya se subsanó con la compra en Francia. Admitió que sí hay falta de vacunas, pero dijo que esto se trata de una carencia a nivel internacional. Prometió que en noviembre el gobierno ya tendrá todas las vacunas.

Durante la conferencia, el mandatario federal aseguró que no desea que Morena se convierta en partido de Estado. Ante denuncias de la propia dirigente de Morena, Yeidckol Polevnsky, de que el coordinador de programas sociales de la Presidencia, Gabriel García, influye en el proceso de renovación de dirigencia, López Obrador dijo que no sólo despedirá a los funcionarios que intervengan en el proceso de renovación de dirigencia de ese partido, sino que presentará denuncias ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade).

Acerca del litigio que inició la empresa Oro Negro contra Pemex, a quien demanda una indemnización por más de 700 millones de dólares, el presidente López Obrador dijo hay elementos para buscar que Pemex no salga mal de ese litigio. El Presidente informó que se hizo una renovación completa en Petróleos Mexicanos Internacional para evitar actos de corrupción. Luego de que el Departamento de Estado de Estados Unidos consideró perturbadora la posibilidad de que Pemex quite el control operativo del campo petrolero Zama a un consorcio privado liderado por la estadounidense Talos Energy, López Obrador dijo que esa instancia del gobierno de Estados Unidos no tiene toda la información del caso y debe solicitar información a través de la cancillería.