El secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela, reconoció que ha existido desabasto de medicamentos en el país durante este 2019, además de que indicó que quedan pendientes de abasto menos de 50 medicamentos, los cuales se comprarán a través de adjudicación directa.

“Los medicamentos sí han tenido algunos rezagos en la parte final del 2019. Tan sólo tenemos pendientes menos de 50 medicamentos que se están comprando de forma directa, ahí la situación administrativa no requiere de llamar y ponerlos otra vez (a licitación), es directa, algunos no son tan graves”, expuso.

En el caso del metotrexato, medicamento utilizado en niños que padecen cáncer, el secretario de salud sostuvo que el abasto está asegurado debido a las compras realizadas por la secretaría del medicamento en laboratorios franceses. Durante su comparecencia ante comisiones del Senado como parte de la glosa del Primer Informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Alcocer Varela ahondó que el desabasto de dicho medicamento se debió a causas técnicas del mismo laboratorio que producía y abastecía la droga en México. “Fue contaminación del laboratorio, una que tuvo que suspenderse afortunadamente cuando sólo había dos muertos en Jalisco, desde luego sucedió, luego ahí se tuvo que parar y por razones del laboratorio que estoy explicando a detalle nada más como ejemplo, se decidió no producir más el producto”.

El secretario de Estado aseveró que el metotrexato está garantizado en el país para los próximos cuatro meses, mientras que para el 2020 se están realizando las gestiones pertinentes.

No obstante, ante los cuestionamientos de los legisladores de las comisiones de Salud y Seguridad Social sobre por qué se ha abastecido este medicamento sólo por un mes más a los institutos de salud, Alcocer Varela dijo desconocer la razón generalizada, sin embargo, dijo que en algunos institutos se debe a la falta de capacidad de almacenamiento.

En tanto que sobre el abasto de medicamentos para el 2020, Alcocer Varela enfatizó que se conformó un grupo nuevo de trabajo para poder analizar las necesidades en la materia y que se encuentra en marcha.

Las deficiencias

Alcocer Varela reconoció que la corrupción que se ha presentado en la utilización de recursos públicos dirigidos a la salud ha provocado una creciente irritación social en contra del sector público.

“Se han proporcionado fondos a estados, municipios y legisladores para obra o equipo (en salud) sin ninguna planeación y han sido susceptibles a la corrupción. Los métodos poco transparentes de contratación y regularización del personal de salud han generado una situación caótica y conflictiva en los sistemas estatales de salud”, dijo. Este panorama, añadió el secretario de Estado, provocó que la población mantenga una irritación en contra de los gobiernos.

“Este conjunto de elementos ha resultado en una creciente irritación social y en una conflictiva laboral insólita que obliga a plantear nuevos objetivos para los próximos años”.