Decidir vender su vivienda no es una tarea sencilla, esta transacción requiere de diferentes procesos como tener la documentación en orden, saber el precio de la propiedad e incluso tener la habilidad para negociar y cerrar el trato con el comprador.

Al tratarse de una operación tan importante y en la que está en juego el patrimonio, contar con la presencia de un agente inmobiliario es de gran ayuda para asesorar y orientar al vendedor en los diferentes pasos del proceso que conforman la compraventa del inmueble.

Este tipo de profesionales no sólo se limita a publicitar la propiedad o dar un recorrido a los potenciales compradores, también se encargan de múltiples cuestiones administrativas, legales y financieras para que ambas partes estén satisfechas con el trato.

Si va a vender su propiedad, contratar a un agente inmobiliario, ya sea de manera independiente o a través de una agencia inmobiliaria, ofrece varias ventajas como lograr una venta mucho más rápida y que un experto lo oriente en todo momento con todos los temas relacionados con la venta.

Patricia Ríos, gerente de capacitación y consultoría inmobiliaria en Coldwell Banker México explicó que acercarse a este tipo de asesores al momento de querer vender una propiedad es de gran ayuda para los propietarios, ya que en ocasiones pasan por alto temas relacionados a la operación en sí.

“Muchas personas piensan que por poner la lona o anunciarlo en un periódico va a ser más sencillo, sin embargo muchos procesos se vienen abajo porque el expediente o los trámites no están en orden, entonces un asesor inmobiliario ayuda a verificar que toda la documentación esté en orden hasta el proceso final”, aseguró.

El trabajo de estos profesionales engloba diferentes áreas como la fiscal, legal, notarial y financiera, ya que la venta involucra muchos trámites que en ocasiones los vendedores desconocen o no saben cómo realizarlos. Además, contar con esta ayuda profesional reduce el estrés y agiliza el proceso.

Escrituras, impuestos y más

Antes de anunciar la venta de la vivienda, el asesor inmobiliario primero revisará que toda la documentación como los pagos de predial y agua, las escrituras y las identificaciones oficiales del vendedor estén correctas.

El portal inmobiliario Vivanuncios señala que uno de los errores más comunes es dar por sentado que los documentos están al corriente, por ello, el agente debe corroborar que no haya problemas con la escrituración o deudas pendientes, esto para evitar contratiempos que ocasionan retrasos o sanciones por el incumplimiento de entrega de documentos o fechas estipuladas.

Inclusive si no se cuenta con alguno o se tienen atrasos con algunos pagos, dirigirse con las autoridades y dependencias correspondientes para obtener los datos faltantes.

También como parte de su trabajo, estos profesionales se encargan de determinar el valor comercial de la vivienda. Es común que un vendedor novato no cuente con la experiencia y el conocimiento del precio de una propiedad en el mercado; ahí es donde nuevamente entra el asesor quien a través de un avalúo determina el valor de la vivienda y estima un precio de acuerdo con los acabados y conservación del inmueble.

En la parte fiscal, la gerente de Coldwell Banker explicó que muchos desconocen sus responsabilidades o el porcentaje que deben pagar de ISR o IVA; en este punto el asesor inmobiliario los orienta para que hagan los trámites correspondientes respecto al pago de impuestos por el ingreso que obtendrán por la venta de la propiedad.

Portales, periódicos y lonas

Una parte fundamental para la venta de la vivienda es la promoción. Para ello, un asesor inmobiliario conoce cuál es la mejor estrategia para dar a conocer la propiedad.

No sólo se trata de promocionar el inmueble en un periódico o con lonas, un asesor conoce y cuenta con las herramientas para que, de acuerdo con las características y cada tipo de propiedad, decida en qué portal promocionarlo y qué características explotar más para llamar la atención de los compradores, precisó la gerente inmobiliaria. 

Antes de publicitarla, incluso, el asesor revisará el estado físico de la vivienda, sus instalaciones y mantenimiento, para ver si requiere de arreglos antes de ofrecerla en el mercado.

Precio por el servicio

Respecto al pago o comisión que cobran estos profesionales, la experta inmobiliaria detalló que la comisión se determina por el valor de la operación de compraventa, ya que el porcentaje varía entre 4 y 10%, pero dependerá del agente o la agencia inmobiliaria. El propietario pagará al asesor los servicios una vez que se haya obtenido el pago por la venta de la propiedad.

El trabajo de estos profesionales engloba diferentes áreas, como la fiscal, legal, notarial y financiera, ya que la venta involucra muchos trámites que en ocasiones los vendedores desconocen o no saben cómo realizarlos.

montserrat.galvan@eleconomista.mx