El alza de precios en los materiales de construcción, como el concreto y el acero, sumado a que se está dando una escasez de energía para abastecer los desarrollos manufactureros, están generando un escenario de menor dinamismo para los mercados inmobiliarios industriales de Tijuana, Ciudad Juárez y el área metropolitana de Querétaro, dio a conocer la consultora Datoz. 

Al presentar el reporte del Panorama del Mercado Inmobiliario Industrial en México 3Q-2021, el director general de Datoz, Sergio Mireles, explicó que otras de las razones que han afectado a estas zonas del país, es que las construcciones de espacios especulativos no han seguido el ritmo de absorción bruta.

También hay una oferta limitada en la disponibilidad, esto por el ritmo acelerado de ocupación y la construcción especulativa limitada.

“Los que han sido más afectados incluyen a Tijuana, Baja California, Ciudad Juárez, en Chihuahua, la zona metropolitana en Querétaro, Querétaro; hoy en día son los mercados mayormente aefectados, que han pausado o por lo menos han retrasado los nuevos desarrollos de parques industriales”, dijo.

Mireles dijo que también se están generando nuevas áreas de oportunidad para urbes como Monterrey, Nuevo León, así como para otros estados del Bajío, como Guanajuato y San Luis Potosí.

Comentó que en estos mercados sí ha incrementado la tasa de disponibilidad y se ha generado una menor absorción bruta, también hubo una fuerte actividad de construcción especulativa, a la par de que cuentan con la suficiente infraestructura eléctrica para abastecer a las naves industriales.

Entre los mercados donde ha incrementado la tasa de oferta se encuentran los mercados de San Luis Potosí, Guanajuato, que pertenecen a la región del Bajío, lo que hemos observado es que la región Bajío realmente no ha capitalizado en el dinamismo del mercado inmobiliario industrial general, o por lo menos no ha capitalizado en la misma medida que las demás regiones del país”, dijo.

“Consideramos que estos mercados del Bajío están listos, se encuentran preparados por distintas condiciones y distintas razones, entre ellas la estructura adecuada, calidad de mano de obra, la cadena de proveeduría diversificada; estos mercados del Bajío sí están para aprovechar el dinamismo continuo del mercado industrial y esperemos que persista para los siguientes años”, dijo el especialista. 

Resultados

De acuerdo con el reporte del Panorama del Mercado Inmobiliario Industrial en México 3Q-2021, las cinco regiones que se evalúan (Centro, Bajío Occidente, Noreste, Norponiente y Sureste) al tercer trimestre registraron un inventario de 86.8 millones de metros cuadrados.

Las regiones que dominaron el inventario fueron Noreste con 28% y la región Bajío Occidente con 26 por ciento. 

En el indicador de inicios de construcción, el total fue de 1.9 millones de metros cuadrados.

“Específicamente, de inicios de construcción, año con año el indicador ha aumentado en siete de los principales mercados del país, los avances porcentuales más importantes son en Monterrey, Tijuana, Mexicali y La Laguna”, enunció Sergio Mireles.

En tanto, en el indicador de absorción bruta, las cinco regiones alcanzaron un total de 4.2 millones de metros cuadrados; el Noreste lidera con 32% del total, seguido por el Norponiente con 30%,  Centro con 22% y el Bajío Occidente con 16 por ciento.

De acuerdo con el informe, al tercer trimestre de 2021, la absorción bruta a nivel nacional ya supera los niveles anuales de los últimos seis años, se superaron los 4 millones de metros cuadrados.

“Las regiones del Noreste y del Bajío Occidente dominan la cantidad de espacios disponibles total, sumando el 62% de los metros cuadrados disponibles en todo el país”, dijo.

kg