La Comisión de Hacienda y Crédito Público, de la Cámara de Diputados, ya tiene listos los dictámenes a discutir para este lunes sobre la Ley de Ingresos de la Federación (LIF), Miscelánea Fiscal y Ley Federal de Derechos (LFD) para el 2022, en los cuales hace algunas precisiones sobre temas que han sido controversiales, como el RFC obligatorio para mayores de edad, el Régimen Simplificado de Confianza, así como la regularización de los autos chocolate.

Sin modificación alguna a la meta de ingresos planteada por el Ejecutivo Federal para el siguiente año, de 7.08 billones de pesos, 8.6% mayor a lo aprobado para este 2021, el dictamen de la LIF para el 2022 considera prudente incorporar a esta ley un artículo transitorio para etiquetar los recursos que se obtengan por la regularización de los llamados autos chocolate.

La modificación hecha por la Comisión de Hacienda señala que los recursos que se adquieran por esta acción en la zona fronteriza, en donde se toma en cuenta a los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Baja California Sur, serán considerados como ingresos excedentes.

“Los recursos a que se refiere el párrafo anterior, se destinarán por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para acciones de pavimentación en los municipios que correspondan, conforme a una distribución porcentual basada en el número de vehículos regularizados y registrados de acuerdo con el domicilio con el que se haya realizado el trámite respectivo, en términos de las disposiciones que emita dicha Secretaría”, se lee en el dictamen que espera ser aprobado este lunes en la Comisión de Hacienda, junto a la LFD y la Miscelánea Fiscal, para pasarlos al pleno hoy mismo.

El sábado pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó en Baja California, un decreto para regularizar los vehículos de procedencia extranjera que entran a territorio nacional de manera irregular. La cuota por la regularización de estos vehículos, dijo el mandatario, será de 2,500 pesos y el dinero recaudado se usará para mejorar las vialidades de los estados.

La regularización de autos chocolate es un tema que ha estado en la agenda del gobierno de López Obrador, pese a las críticas que ha recibido por parte de la industria automotriz. Hace dos años, en la discusión de la Ley de Ingresos un legislador de Morena añadió modificaciones para la regularización de estos automóviles, lo que generó un intenso debate entre las Cámaras.

En un inicio, la legalización fue aprobada por el pleno de San Lázaro; sin embargo, al turnarla al Senado, los senadores echaron para atrás este cambio, por lo que se regresó a Diputados en donde, nuevamente, se agregó un transitorio para regular a los autos chocolate, mismo que volvió a ser desechado por el Senado.

Precisión sobre RFC y Régimen de Confianza

En el dictamen de la Miscelánea Fiscal 2022, la Comisión de Hacienda especificó que los mayores de edad que se den de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y no cuenten con algún empleo o fuente de ingresos, lo harán en el apartado “Inscripción de personas físicas sin actividad económica”.

La Comisión también precisó que los jóvenes que no cuenten con empleo o ingresos, no generarán obligaciones fiscales y, por lo tanto, no serán acreedores a sanciones. “Esta medida no dará lugar a la aplicación de sanciones, por lo que, atendiendo las inquietudes de diversos sectores de la sociedad, esta (comisión) dictaminadora considera necesario incluir una disposición que establezca explícitamente lo anterior a efecto de otorgar seguridad jurídica”.

La posición del gobierno federal para defender esta modificación al artículo 27 del Código Fiscal es que las empresas factureras roban la identidad de los jóvenes para meterlos en sus esquemas ilícitos, por ello la urgencia de que cuenten con su RFC.

Beneficio para el sector primario

Dentro de los cambios propuestos al Régimen Simplificado de Confianza, la Comisión de Hacienda cree necesario otorgar un beneficio para aquellas personas físicas de menores ingresos que se dediquen exclusivamente a las actividades agrícolas, ganaderas o silvícolas.

"Por ello, resulta importante eximir del pago del Impuesto Sobre la Renta a aquellos contribuyentes que son personas físicas que realizan exclusivamente dichas actividades, siempre que el monto de sus ingresos en el ejercicio fiscal de que se trate no exceda de 300,000 pesos", se aprecia en el dictamen.

Con el nuevo régimen se proponen tasas del ISR que oscilarán de 1 a 2.5%, dependiendo de la cantidad de ingresos anuales. Es por ello, que de 1 a 300,000 pesos la tasa de ISR será de 1 por ciento.

Al ser un nuevo régimen de tributación, los diputados ven necesario que para el proceso de familiarización, durante el 2022, los contribuyentes puedan optar por realizar una sola declaración anual o declaraciones mensuales con el ajuste anual correspondiente.

valores@eleconomista.mx