Tras la declaración del presidente Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que el método de encuestas es el que considera más conveniente para nominar candidatos de Morena, Ricardo Monreal Ávila, aspirante a la candidatura presidencial de ese partido en el 2024, insistió en que Morena tiene que establecer métodos más democráticos.

“Creo que hay que buscar métodos que mejor satisfagan y que mejor puedan dejar a los simpatizantes y militantes satisfechos. Creo que a nadie ofendo, si intento continuar insistiendo en la profundización de la vida democrática de Morena y de los partidos políticos, para el beneficio del país”.

A pregunta específica sobre si en su momento el presidente decidiera que será por encuesta como se designará al próximo candidato presidencial de Morena acataría la decisión, el coordinador del grupo parlamentario morenista en la Cámara de Senadores respondió que “vamos a ver, falta tiempo”.

Al respecto, Mario Delgado, presidente nacional del Morena, anticipó que será la gente la que decida, vía encuesta, quién será el o la candidata presidencial que contenderá dentro de tres años.

“En Morena manda el pueblo, por eso nuestros estatutos establecen que se le debe preguntar a la gente su opinión a través de las encuestas y, de esta manera, sean los ciudadanos quienes decidan”, sostuvo.

En Morena, dijo, no se lucha por puestos o privilegios, sino por el proyecto de transformación e invitó a todos los aspirantes presidenciales a trabajar en unidad y dejar de lado la politiquería.

Ayer, cuestionado sobre si Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX, es su preferida para sucederlo en el cargo como presidente, López Obrador dijo no tener preferidos.

rolando.ramos@eleconomista.mx