Guadalajara, Jal. Con el inicio de la recuperación de la industria automotriz a nivel mundial, el Clúster Automotriz de Jalisco alista sus cadenas de suministros para aprovechar las oportunidades que está generando el crecimiento del sector, el aumento de contenido regional que establece el T-MEC y factores externos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

De acuerdo con el presidente del clúster, Rubén Reséndiz, con la entrada en vigor del T-MEC, las armadoras, fabricantes de vehículos pesados e incluso la industria de autopartes deben pasar de 62.5 a 66% de contenido regional.

No obstante, la proveeduría local enfrenta retos significativos, como la falta personal calificado en el tema de ciberseguridad e inteligencia artificial que se requieren actualmente para crear los softwares de la industria automotriz.

“Si antes había 5,000 softwares en un carro, hoy tenemos alrededor de 100,000 sistemas y esto va a incrementarse poco a poco, y planeamos llegar en el 2030 a aproximadamente 1 millón de tipos de software en cada carro y esto implica un crecimiento en la cadena del personal calificado para software embebido específicamente y, junto con eso, para ciberseguridad y para inteligencia artificial que son los grandes retos”, afirmó Elisa Tello, directora de Finanzas del Centro de Investigación y Desarrollo de Continental.

Durante el foro organizado por el Clúster Automotriz de Jalisco para presentar los Retos y Oportunidades que ofrece el sector para la proveeduría local, la directiva destacó el desafío que supone la escasez de semiconductores que, dijo, deberán aprovechar los ingenieros locales para innovar en el desarrollo de esos componentes a base de otros materiales.

Otro de los desafíos son las nuevas normas del T-MEC “que nos piden cada vez jornadas más relajadas y condiciones más justas para los empleados, lo cual es muy bueno, pero también es un reto para la industria porque balancear todas estas cargas cuando tenemos tantas complicaciones por covid y por falta de gente calificada, complica el trabajo”.

Al destacar las oportunidades para la proveeduría de Jalisco, la funcionaria destacó la cercanía de México con Estados Unidos en comparación con China, toda vez que 75% de las exportaciones mexicanas de vehículos van hacia la Unión Americana.

Refirió que no obstante que los costos de la electricidad e internet en México son 50% más caros que en países como Alemania y Rumania, la relación del costo de mano de obra en México en comparación con Estados Unidos es de 1 a 3, por lo que México aún sigue siendo competitivo.   

Sector estratégico

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Jalisco, Ernesto Sánchez Proal, destacó que la integración de cadenas de valor es uno de los seis proyectos estratégicos para la administración estatal, y anticipó que el gobierno de Jalisco trabaja en tres áreas específicas para el impulso del sector.

El gobierno estatal trabaja en el desarrollo de una ley energética para dar certidumbre a los inversionistas al ofrecer energía suficiente a precios competitivos, además de impulsar el desarrollo de infraestructura logística con proyectos privados como la segunda pista del aeropuerto de Guadalajara que es inversión del Grupo Aeroportuario del Pacífico, y la construcción del tramo ferroviario entre Aguascalientes y Jalisco.

estados@eleconomista.mx