Canadá solicitó este viernes el establecimiento de un panel de solución de controversias en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sobre medidas de salvaguardas relacionadas con paneles solares adoptadas por Estados Unidos.

Canadá considera que la adopción de medidas de salvaguarda por parte de Estados Unidos es incongruente con el Tratado debido a que las adaunas estadounidenses establecieron aranceles a las importaciones de paneles solares de Canadá, argumentando que esto viola los artículos 2.4.1 y 2.4.2 del T-MEC.

El gobierno canadiense arguye que Estados Unidos no excluyó a Canadá de la aplicación de medidas de salvaguarda, a pesar de que las importaciones del producto canadiense no representan una participación sustancial y no contribuyen de manera importante al daño a la industria estadounidense.

Esto último, según Canadá, viola los artículos 10.2.1 y 10.2.2 del T-MEC.

Otra de sus argumentaciones es que las medidas adoptadas contra el producto de Canadá han reducido las importaciones por debajo de la tendencia.

Estados Unidos no incluyó un mecanismo para asegurar que esto no sucediera y el efecto fue un decremento drástico, lo que violaría el artículo 10.2.5 del T-MEC.

Así, Estados Unidos ha incurrido en una falta al no confiar la determinación de daño serio a una autoridad investigadora competente y, sobre ello, el artículo 10.1(c) del T-MEC prevé que la autoridad competente corresponde a la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos y no al presidente de dicha nación.

Asimismo, el presidente de Estados Unidos incurrió en una falta al no excluir al producto canadiense a pesar de no representar una participación sustancial ni contribuir al daño a la industria. (en supuesta violación al artículo 10.3 del TMEC).

La consultoría Iqom explicó que la solicitud del panel de Canadá a Estados Unidos se da al amparo del Capítulo 31 del T-MEC. Éste contempla un mecanismo de solución de controversias Estado-Estado que las partes pueden invocar en relación con cualquier disputa sobre las disposiciones del Tratado. Las decisiones del Panel son obligatorias.

En caso de que el Panel falle en su contra, Estados Unidos deberá eliminar las medidas que resulten violatorias.

De no hacerlo, agregó, Iqom, Canadá podría adoptar represalias comerciales.

En un escenario de adopción de salvaguardas globales, establece la obligación de excluir a los socios comerciales del T-MEC siempre que las importaciones de estas naciones: no representen una participación sustancial.

Esto es, cuando la parte no sea uno de los principales cinco proveedores al mercado, con base en su participación en los tres años inmediatos anteriores a la aplicación de la medida.

La otra condición es que las importaciones no contribuyan de manera importante al daño grave o amenaza de daño grave causado por las mismas.

No se considerará daño serio o amenaza del mismo si la tasa de crecimiento de las importaciones del producto de la parte, en el periodo de daño, es menor que la tasa de crecimiento de las importaciones del producto de todos los proveedores, en el mismo periodo.

Uno de los principales argumentos de Canadá para la solicitud del panel es que Canadá no ha tenido una participación sustancial en la proveeduría de celdas fotovoltaicas en el mercado estadounidense, por lo que, Estados Unidos debió excluirlo de la medida.

La medida impugnada por Canadá se refiere a la adopción de una salvaguarda global que también ha afectado la importación del producto mexicano en el mercado estadounidense.

La situación de México es diferente: en 2018 (año de adopción de la medida), México ocupó el cuarto lugar de la proveeduría, con una participación de 8%, por lo que la Unión Americana puede incluirlo en la aplicación de la medida de salvaguarda.

Se trata de la segunda ocasión en la que se establece un panel al amparo del T-MEC. Ello, luego de que, el 25 de mayo de 2021, Estados Unidos solicitó a Canadá, el establecimiento de un panel para analizar el sistema canadiense de asignación de cupos para productos lácteos.