Los trabajadores mexicanos sufren violaciones sistemáticas a sus derechos. El gobierno y las empresas llevan a cabo esfuerzos para aplastar la voz colectiva de los trabajadores , de acuerdo con el Índice Global de Derechos 2016 de la Confederación Internacional Sindical (UTIC, por su sigla en inglés).

NOTICIA: 7 pasos para aprovechar la fiesta de tu trabajo y mejorar tu carrera profesional

Según el estudio, el cual lleva por subtítulo Los peores países del mundo para los trabajadores , México se encuentra en el nivel cuatro de seis clasificaciones que describen la situación de los trabajadores en 141 países de todo el mundo. La UTIC es una confederación de 333 organizaciones sindicales de 162 países de los cinco continentes.

El Índice Global de Derechos de la UTIC es un documento que muestra el estado de las regulaciones internacionales más esenciales para garantizar los derechos de los trabajadores. Este índice atiende sobre todo el papel que juegan los derechos civiles de los trabajadores, el derecho a un contrato colectivo, el derecho a la libre asociación y el acceso al derecho a un debido proceso, en el desarrollo del mercado laboral.

NOTICIA: Educación e igualdad laboral, temas que inquietan a Amedirh

La UTIC se encarga de documentar las violaciones de los derechos laborales reconocidos internacionalmente por gobiernos y organizaciones privadas, a través de un cuestionario que se aplica en las diferentes uniones sindicales de cada país. Los resultados de este cuestionario por nación se comparan con una lista de 97 indicadores, entre los que se incluyen si es que se registran violaciones a la ley laboral, represión por parte de los gobierno e intimidación por parte de los empleadores. Un país recibe un punto por cada vez que la información textual corresponde a uno de estos indicadores. La puntuación final de un país determina el lugar que le toca ocupar. Hay 5 calificaciones, 1 es la mejor calificación y 5 la peor. Si un país registra una puntuación alta significa que se cometió un gran número de violaciones.

undefined

La UTIC destaca algunos eventos ocurridos en el 2016 en México por los que colocó al país en la clasificación número cuatro. En primer lugar, menciona la huelga de los trabajadores de la metalúrgica Arcelor Mittal, en Lázaro Cárdenas, Michoacán. Dicha huelga inició en marzo del 2016 y de acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares (SNTMMSRM) se debió a reiteradas violaciones al contrato colectivo y a despidos injustificados por parte de la empresa. No obstante, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje determinó que la huelga era improcedente, lo que provocó que las protestas de los trabajadores fueran ignoradas.

El reporte de la UTIC también menciona el ataque policial que sufrieron muchos trabajadores de la educación y ciudadanos que participaban en una movilización en el municipio de Ocozocoautla, Chiapas, el 8 de diciembre del 2015, donde un miembro de la Sección 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación fue asesinado durante, mientras que varias personas resultaron heridas.

NOTICIA: Fortalecer conocimiento en fianzas, ayuda a tomar mejores decisiones sobre capital humano

De acuerdo con Janine Berg, economista senior Organización Internacional del Trabajo, el salario mínimo se estancó en muchos países, incluido México, donde en el 2014 el valor real del salario era casi 30% inferior a su valor en 1994 y a un tercio del nivel alcanzado en 1980.

Según el estudio de la UTIC, los países de Oriente Medio y de África del Norte siguen siendo los peores países para los trabajadores en todo el mundo, esto se debe a que buena parte de quienes trabajan en estos países son migrantes que no cuentan con los beneficios y la seguridad que ofrecen las regulaciones laborales más básicas.

Por el contrario, Europa y Asia central son las regiones en donde mejor los derechos de los trabajadores son mejor resguardados, sin embargo, es a estas regiones a donde pertenecen los países que más deterioro han registrado en sus regulaciones laborales en los últimos años.

Las violaciones a los derechos que registra la UTIC incluyen la exclusión y discriminación de trabajadores; la prohibición del derecho a la libre asociación; impedir el que los trabajadores cuenten con un contrato colectivo de trabajo; censurar su libertad de expresión y de manifestación; así como fomentar la violencia dentro de las prácticas laborales.

NOTICIA: Involucrarse en temas económicos, políticos, fundamental para RH

Para Margaret Levi, directora del Centro de Estudios Avanzados en Ciencias del Comportamiento y profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Stanford, los trabajadores de nuestros días son cada vez más complejos. Muchas de las nuevas empresas de tecnología y transporte definen a muchos de sus trabajadores como contratistas independientes o empleados temporales contratados a través de una agencia de empleo , indica.

La consecuencia principal de las más recientes regulaciones laborales en todo el mundo es una reducción de los derechos de los trabajadores; así como una brecha cada vez más grande entre éstos y sus empleadores. Bajo esta premisa, una organización laboral ética y eficiente será cada vez más difícil de encontrar.

rodrigo.riquelme@eleconomista.com