En México es más probable que una mujer se convierta en una persona que no trabaja ni estudia que un hombre y las que llegan a trabajar en el mercado formal perciben un menor ingreso que el género masculino, indicó José Ángel Gurría, secretario ejecutivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“Las mujeres mexicanas se enfrentan a grandes obstáculos para realizar trabajo remunerado. La tasa de mujeres jóvenes que no estudian ni trabajan es de 33%, el promedio de la OCDE es de 15%; además, las mujeres tienen cuatro veces más probabilidad de ser nini que un hombre”, dijo al participar en un evento de Igualdad de género para el crecimiento incluyente de México.

A este panorama, hay que agregar que México es uno de los países de la OCDE en donde la violencia en contra de las mujeres alcanza los niveles más altos, pues 63% de las mujeres mayores de 15 años declaran haber sido víctimas de algún tipo de violencia a lo largo de su vida, expuso el representante del organismo internacional.

“Esto tiene que cambiar, no sólo por razones morales y éticas o por cuestión de justicia, sino también por razones económicas; si México reduce la brecha de género en la fuerza de trabajo, se añadirían potencialmente 0.16 puntos porcentuales a la tasa de crecimiento anual del PIB per cápita, para llegar a 2.4% anual”.

Gurría consideró que es indispensable que se fomente el empoderamiento y liderazgo de la mujer, pues de no hacerlo, no se tendrá un mejor mundo. “Si Lehman Brothers se llamara Lehman Sisters estaríamos mucho mejor hoy”.

Al respecto, Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social, mencionó que las mujeres mexicanas perciben un ingreso salarial promedio 23% menor al de los hombres “y esto evidentemente no tiene qué ver con el mérito ni con el esfuerzo laboral, sino por condicionantes sociales”.

Para eliminar este tipo de brechas no basta sólo con ampliar oportunidades laborales, sino de garantizar y promover que las mujeres se desarrollen en condiciones justas y equitativas, afirmó la funcionaria.

“Se deben eliminar practicas discriminatorias que como sociedad se tienen tan arraigadas y que no ayudan a mejorar. Por ejemplo, en la búsqueda de empleo, en algunas empresas se pide como requisito ser hombre o bien en las entrevistas de trabajo se les cuestiona a las mujeres por su estado civil, lo cual no tiene que ver con sus habilidades y competencias laborales”.

Desde su perspectiva, México ha dado pasos pequeños para reducir la brecha de género a través de tener un incremento salarial, pues 53% de las personas que ganan un salario mínimo son mujeres. También, destacó que 6 de cada 10 jóvenes que conforman el programa Jóvenes Construyendo el Futuro son mujeres.

México es un país machista: Secretario de Hacienda

Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, admitió que México es un país machista, al no mejorar las condiciones para que las mujeres no se salgan de trabajar cuando se embarazan.

“México es un país machista en una subregión machista. Una de las razones por las que las mujeres abandonan el mercado laboral es por el temor a la seguridad en el trabajo”.

Coincidió en la urgencia de seguir generando cambios desde temas como el vocabulario hasta la mejora de oportunidades laborales. “Cuando hablamos del sector médico, siempre nos referimos a médicos y a enfermeras —es decir, se establecen roles de género— con lo cual debemos hacer muchos cambios en los mensajes que estamos enviando”.

Para Herrera es necesario acabar con este tipo de estereotipos que limitan las opciones de las mujeres desde que son niñas.

El estudio La lucha por la igualdad de género. Una batalla cuesta arriba, realizado por la OCDE, revela que el nivel de educación de las mujeres es ahora similar al de los hombres, pero México sigue teniendo una de las mayores brechas de empleo por género en la OCDE.

El organismo, conformado por 36 países del mundo, indica que, en México, se están dando pasos en la dirección correcta. Destacó que en el Congreso se cuenta con una alta participación de mujeres, se tiene una mayor matrícula educativa en el nivel medio superior para que más mujeres puedan estudiar y diversos programas fomenten el acercamiento a la ciencia, tecnología, ingenierías y matemáticas.

[email protected]