"Cuando levantamos a las mujeres, levantamos a la humanidad", es la idea medular que Melinda Gates propone en su libro, The moment of lift: How Empowering Women Changes the World (No hay vuelta atrás: El poder de las mujeres para cambiar el mundo).

En su primer libro, publicado en abril de 2019, la copresidenta de la fundación Bill y Melinda Gates describe el camino que ha recorrido para llegar a esta conclusión, mientras busca la respuesta a una pregunta muy personal: "¿Cómo podemos evocar momentos en los que nos ayudemos entre todos a despegar?".

Melinda Ann French habla sobre su matrimonio con Bill Gates en 1994 y cómo fue que a partir del nacimiento de su primera hija, comenzó su labor para buscar que la cuota de oportunidades para las niñas fuera igual que la de los niños, a través de impulsar la educación en temas de tecnología y programación en escuelas públicas.

Gates no dedica mucho tiempo para hablar sobre su vida personal, sino que se centra en compartir las historias crudas e inspiradoras de lucha, pérdida y triunfos de mujeres y hombres que ella ha conocido a lo largo de dos décadas en su trayectoria como filántropa. Estas experiencias le han permitido ampliar su perspectiva sobre los problemas de la sociedad en los diversos rincones del planeta y elegir cuidadosamente las causas en las que ha centrado los esfuerzos y recursos de la fundación que dirige al lado de su esposo.

El descubrimiento

"Ayudar a las mujeres es la clave de 'levantar' familias y comunidades", afirma la también empresaria y fundadora del fondo de capital de riesgo, Aspect Ventures.

Melinda describe cómo ha aprendido sobre los desafíos, carencias y necesidades de las mujeres que habitan en las regiones remotas de algunos de los países más pobres del mundo, como Bengala Occidental, Malaui, Kenia y Ruanda. Un camino que le ha llevado a descubrir de qué forma puede ayudar realmente a quienes más lo necesitan.

En una reflexión sobre su búsqueda como mujer, madre, esposa y filántropa, Gates, de 54 años de edad, cuenta sobre las conversaciones que ha tenido con mujeres y niñas que no tienen voz, que se tienen que enfrentar todos los días de su vida al rechazo en sus comunidades, y que no tienen acceso a la salud, la educación o a siquiera decidir sobre sus cuerpos y sus vidas.

La clave para ayudar

Para una de las mujeres más influyentes y poderosas del mundo, según Forbes, "ser feminista significa creer que todas las mujeres deberían hacer uso de su voz y desarrollar su potencial, y que mujeres y hombres deberían colaborar para derribar las barreras y acabar con las diferenciaciones que aún son un lastre para las mujeres".

La esposa del segundo hombre más rico del mundo enseña a sus lectores que no basta con crear una de las fundaciones privadas más importantes a nivel global, sino que se necesita realmente pensar de qué forma se pueden implementar acciones que impacten en la vida y la forma de pensar de los demás, especialmente de la gente marginada.

"Si quieres atacar la pobreza y empoderar a las mujeres puedes hacerlo con una idea en mente: ayudar a las madres a proteger a sus hijos", así es como Melinda y Bill Gates comenzaron a impulsar programas para evitar la muerte infantil, apoyar a la planificación familiar, apoyar a las mujeres a tener el poder de decidir cuándo y cómo ser madres, pero eso solo ha sido el principio de su labor.

Equidad en el mundo

A lo largo de su relato, Melinda Gates confiesa que también ha tenido que encontrar su propia voz y se ha enfrentado a sus propios prejuicios para lograr una verdadera igualdad en su matrimonio y en su labor filantrópica al lado de su esposo. Así, en su camino para empoderar a los demás otros la han empoderado a ella también.

En The moment of lift Melinda hace un claro llamado a luchar contra los obstáculos que se encuentran en el camino de las mujeres, ella incluida, para lograr la equidad en el mundo.

"Este es un libro que argumenta que el progreso es posible, pero depende tanto de las personas, como de las ideas. Es una oportunidad de contar mi historia, pero mucho más importante, es la oportunidad de relatar las historias extraordinarias de las mujeres que he conocido alrededor del mundo. Lo escribí como parte de una promesa a mi misma de hacer todo lo posible para asegurar que sus voces sean amplificadas", asegura Melinda Gates.