Ante las próximas elecciones que se celebrarán en el país, las autoridades buscan que las instituciones financieras detecten e informen de manera oportuna operaciones dentro del sistema financiero que pudieran dar paso a delitos de lavado de dinero asociados con el proceso electoral.

De manera conjunta, la Secretaría de Hacienda, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), anunciaron una guía dirigida a las instituciones financieras con el fin de detectar y reportar algún acto de blanqueo con fines electorales en el contexto del próximo proceso electoral, donde se renovarán más de 21,300 cargos de elección popular.

“Uno de los aspectos más importantes de esta guía, es la tipificación (como movimientos inusuales) de los posibles procesos o vehículos que son utilizados para transferir recursos, como pueden ser la utilización de factureras, empresas de reciente creación o movimientos inusuales de efectivo”, detalló el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Durante la presentación se informó que la guía contiene señales de alerta para las instituciones financieras, las cuales fueron creadas a partir de las experiencias detectadas en el pasado durante los procesos electorales. Entre ellas destacaron que las personas políticamente expuestas rompen el perfil transaccional; la existencia de operaciones con empresas fantasma o factureras; y la alta disposición de efectivo durante las elecciones, entre otros.

“Estas irregularidades electorales detectadas, nos han dado como resultado la generación de esta guía… Lo importante es que precandidatos y candidatos, candidatas y precandidatas, o dirigentes partidistas, militantes de los partidos políticos, puedan ser revisados por las instituciones del sistema financiero a partir del cumplimiento de los propios estándares internacionales del Grupo de Acción Financiera Internacional”, acotó Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF.

Las autoridades explicaron que actualmente, las instituciones financieras ya cuentan con mecanismos para el reporte a las autoridades de alguna operación con indicio de blanqueo de capitales, como pueden ser los reportes de 24 horas o los de operaciones inusuales y estos últimos pueden tardar alrededor de 60 días, después del movimiento, en informarlo a la autoridad.

En este contexto, las autoridades precisaron que lo que se busca es establecer en los sistemas de las entidades financieras mecanismos que permitan detectar las alertas contenidas en la guía y actualizar el perfil de riesgo de sus clientes con el fin de notificar a la mayor brevedad el reporte de alguna actividad inusual.

“Con los datos y tipologías señaladas en la guía, las instituciones financieras tendrán mejores indicios para poder detectar que una operación resulta con recursos de procedencia ilícita relacionada con el ámbito electoral”, añadió Nieto Castillo.

Atención a colaboradores

El titular de la UIF acotó que es necesario que las instituciones financieras tengan especial cuidado en los movimientos financieros que realicen familiares o colaboradores de las personas involucradas en el próximo proceso electoral, pues las experiencias anteriores demuestran que han sido utilizados como vehículos en operaciones financieras relacionadas con las elecciones.

“Es fundamental que se tenga un especial cuidado respecto a familiares o colaboradores ... Hay que revisar a las personas morales de las cuales este tipo de personas físicas pueden formar parte y la identificación del beneficiario final”, acotó el titular de la UIF.

Nieto Castillo abundó en el tema del uso del efectivo durante los procesos electorales, el cual es un signo de riesgo pues hay estudios que demuestran que hay un incremento del uso de dinero físico en las jornadas de elecciones.

El funcionario precisó que ante el cúmulo de información que recibe la UIF del sistema financiero, se generan modelos de riesgo para detectar indicios de lavado en las operaciones financieras y ya se creó uno con base en las elecciones.

“Nuestra actuación será presentar información a las autoridades electorales cuando se requiera, presentar denuncias cuando encontremos operaciones con recursos de procedencia ilícita relacionadas con un delito precedente en materia electoral”, acotó el funcionario y precisó que hasta la fecha, la unidad a su cargo ha realizado tres denuncias por temas relacionados a las elecciones.

Irregularidades detectadas

  • Contratación de personas que no son del padrón de proveedores del INE.
  • Sindicatos que reciben dinero de empresas fachada.
  • Personas físicas jóvenes que actúan como representantes legales.
  • Transferencias de empresas gubernamentales a estados en elecciones.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx