Las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) tienen presencia en el país desde hace 70 años; sin embargo, ante los retos actuales de la digitalización el sector se encuentra rezagado, por lo que deben de materializar alianzas con startups tecnológicas para poder ser más eficientes y cumplir su labor de impacto social, de acuerdo con el laboratorio de innovación Brixton Ventures.

En entrevista, Rafael Hernández, gerente de Brixton Ventures, indicó que hay evidencia de que cuando existe colaboración entre socaps y startups tecnológicas, la eficiencia de las primeras se potencializa y logran tener una mayor cobertura en menor tiempo respecto a sus procesos tradicionales.

“La principal área de oportunidad que vemos es que se abran las cooperativas a las startups tecnológicas en un área de cooperación, que no son competencia, y que las dos puedan ganar muchísimo”, detalló Hernández.

Recientemente, Brixton Ventures colaboró con la Fundación Alemana de Cajas de Ahorro para la Cooperación Internacional, que es una agencia del gobierno alemán, con el fin de detonar un programa piloto de colaboración entre startups y cooperativas, por el cual se incentivó la colocación de 20 millones de pesos para el sector agro.

“Uno de los retos importantes es que las cooperativas entiendan que las empresas de tecnología no son una amenaza sino que es una parte que ayuda a la operación y a ser más rápidas. Las cajas tienen un modelo tradicional y no están tan preparadas para cambiar el paradigma”, acotó Hernández.

Datos oficiales corroboran el rezago del sector de las socaps en materia de digitalización. Según las cifras, de las 155 entidades en operación, sólo 15 ofrecen servicios por Internet y 29 están en planes de hacerlo, 10 tienen una aplicación móvil y sólo seis ofrecen el servicio de pagos móviles.

En el esquema piloto coordinado por Brixton Ventures, las cooperativas pudieron utilizar herramientas tecnológicas como software, aplicaciones móviles, entre otros. “Las cajas se tardaban 33 días en responder para otorgar un crédito, pero con las alianzas tardaron hasta cinco días”.

Para el corto plazo, Brixton Ventures prevé más programas de este  tipo para incentivar el uso de herramientas tecnológicas dentro del sector cooperativo de ahorro y préstamo, el cual atiende a más de 7 millones de personas en el país.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx