Con el millón de créditos anunciados la mañana de este jueves por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, serán en total 2 millones de financiamientos otorgados a igual número de empresas familiares por un monto de 25,000 pesos cada uno, lo que daría un total de 50,000 millones de pesos. Ello, para que principalmente los pequeños negocios puedan enfrentar la crisis derivada del Covid-19.

La semana pasada, el gobierno detalló que el primer millón de créditos será para pequeñas empresas formales e informales (50 y 50%) por un monto de 25,000 pesos cada uno; a una tasa de 6.5% (que es la tasa de referencia del Banco de México) y a un plazo de tres años, empezando a pagar desde del cuarto mes a partir del que se otorga.

Los beneficiarios de este primer millón serán elegidos de entre un padrón que el gobierno realizó con base en encuestas para las tandas para el bienestar, cuyos detalles se darán a conocer en los próximos días, pero que están en las ciudades más afectadas por la pandemia. De acuerdo con el presidente de México, el padrón se entregará a tres bancos en la última semana de abril: Santander, Banorte y Banco Azteca; a partir del 4 de mayo, éstos empezarán a entregar los recursos a los beneficiarios por vía electrónica. Los recursos destinados provendrán del gobierno.

“En el primer caso es un censo que ya se hizo para los programas de bienestar. Y hay más de 5 millones de solicitudes y de ahí se está haciendo la selección con una serie de criterios para que la mitad de ese millón de créditos, 500,000, sea para quienes están en la economía formal y 500,000 para los que están en la llamada economía informal”, detalló este jueves López Obrador.

El otro millón será para beneficiarios del IMSS

El otro millón de beneficiarios que se anunció este jueves saldrá de las empresas, principalmente pequeñas, que están registradas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que, durante los últimos tres meses, no han despedido ni reducido el salario de sus trabajadores, como consecuencia de la contingencia por la pandemia del coronavirus.

El presidente detalló que los recursos para esta parte saldrán del adeudo de empresas que tienen pendientes pagos con el Servicio de Administración Tributaria y de donde ya se tienen asegurados, dijo, 15,000 millones de pesos.

“Entonces, ya hay empresarios que están llegando a acuerdos. Ya se cuenta con 15,000 millones y pensamos que con el tiempo vamos a poder reunir 10,000 más para financiar este millón de nuevos créditos”, expuso.

La selección de este millón de beneficiarios se hará a partir de un cruce de empresas con personal dado de alta en el IMSS.

Tasas, más bajas del mercado

Zoé Robledo, director general del IMSS, detalló que este millón de beneficiarios tendrá acceso individual a un crédito por hasta 25,000 pesos a los mismos plazos, empezando a pagar hasta el cuarto mes de otorgado el préstamo, pero que la tasa variará de acuerdo con el tamaño de la empresa. No obstante, no pasará de 10%, que es la tasa más baja del mercado.

“Para las empresas de uno a 10 trabajadores, una tasa de interés de 6.5%, como se ha dicho, distribuido a tres años; de 10 a 20 trabajadores, una tasa de 7.5 por ciento; de 20 a 50 trabajadores, una tasa de 8.5 por ciento, y ya más de 50 trabajadores, una tasa de 10%”, indicó.

Agregó: “son créditos que no existen en la banca comercial, nadie hoy presta a 6.5%, incluso a 10% es también muy difícil”. No obstante, precisó que gran parte de las beneficiarias serán empresas con menos de 10 trabajadores, por lo tanto, las que tengan la tasa más baja.

“Si es la tasa de 6.5, son como 850 pesos mensuales hasta el cuarto mes, 36 meses, pero tienen tres meses con los recursos que en algo ayudan, sobre todo a los pequeños, porque hay miles de pequeñas tiendas de abarrotes, papelerías, fondas”, añadió el presidente de la República.

Los 50,000 millones de pesos contemplados en esta estrategia se entregarán durante mayo y, en ambos casos, serán créditos a la palabra.

El tiempo apremia

Para Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, es necesario que las reglas de la entrega de estos créditos sean anunciadas de manera inmediata, pues la situación de muchos comercios se agrava conforme la contingencia avanza.

“Era para que las reglas de la entrega de estos créditos fueran anunciadas este jueves en la mañana, porque estamos a mitad de abril, ya se pagó una quincena y viene la segunda quincena de pagos de nómina, las reglas ya deben estar”, detalló.

El académico comentó que, posiblemente, los beneficiarios de este esquema utilicen el financiamiento para poder mantenerse al menos durante mayo; sin embargo, la cantidad prevista en el crédito poco les servirá para tener un crecimiento en los meses posteriores.

“El gobierno no ha aclarado si el crédito será otorgado a establecimientos que realicen actividades esenciales, como distribuidores de alimentos, o no, el programa es bueno para mantener estos negocios abiertos, pero nada que ver para hacerlos crecer”, indicó Tenorio.

El economista del Tecnológico de Monterrey expresó que, si bien es un programa de alivio temporal para los micronegocios, la falta de apoyos para empresas de mayor tamaño podría generar un freno en las cadenas de distribución.

valores@eleconomista.mx