Compartamos Banco ha comenzado a enrolar negocios del Centro Histórico de la Ciudad de México para que acepten pagos electrónicos desde el celular, CoDi, plataforma que el Banco de México (Banxico) y la Asociación de Bancos de México (ABM) pusieron en marcha el pasado lunes en todo el país.

En un perímetro del Centro de la Ciudad de México -desde el Zócalo hasta Balderas-, se ha establecido la denominada Zona CoDi por parte de la autoridad, en la que se buscará -dada la densidad poblacional del área- ver cómo es adoptada esta tecnología.

Son varios bancos los que participarán en la Zona CoDi, misma que, de manera extraoficial, se dice, entraría de lleno en la segunda semana de octubre.

En la calle República de Cuba, casi esquina con Eje Central, hay desde hace años una tiendita de abarrotes. La encargada, Patricia Juárez, dijo que lleva apenas unos días aceptando cobros desde el celular, con la plataforma CoDi. Hasta ahora, dijo, se han realizado una docena de pagos por esta vía.

Foto EE: Edgar Juárez
Foto EE: Edgar Juárez

Es muy sencillo: el cliente escoge el producto; abre la app de su banco y en la opción CoDi, elige pagar; se activa la cámara para leer el código QR que doña Patricia ya tiene impreso y con total visibilidad en el mostrador principal de su tienda; se escanea, e inmediatamente al cliente le aparece un formato donde aparecen los datos del establecimiento, debe poner el monto a pagar (dependiendo de la compra) y después aceptar la transacción. De inmediato le llega una notificación de que se realizó el pago; y al mismo tiempo el tendero recibe el aviso de que ya está en su cuenta el monto de la venta.

Seguro y sin comisión

Para Patricia, este tipo de cobro es muy buena opción, ya que se deja de utilizar el efectivo, da seguridad y además lleva un control de lo que ha vendido en el día, cosa que antes era muy difícil hacer.

Lo más importante, dijo, es que con el CoDi no se le cobra ningún tipo de comisión por transacción realizada, lo que da ventaja frente a otras opciones como el tener terminales punto de venta para aceptar los pagos con tarjeta.

 

Pero un plus que da Compartamos a los propietarios de este tipo de negocios, es que aprovecha su red de corresponsales Yastás, con lo que en la tiendita, por ejemplo, se pueden aceptar pagos de servicios públicos y privados como gas, teléfono y otros. Ello le genera al tendero ingresos extra, dado que cobra comisión por el pago de este tipo de servicios en su negocio.

Comprar periódicos y revistas desde el teléfono

En la esquina de 16 de septiembre y Plaza de la Constitución, en pleno corazón de la Ciudad de México, se encuentra un puesto de periódicos y revistas. 

El encargado, Fabián González, dijo que al leer constantemente las publicaciones que él mismo vende, se dio cuenta que en otras regiones como Europa, ya se usa menos el efectivo.

Esto fue lo que lo motivó a aceptar, cuando b le ofreció la opción de cobros CoDi.

En entrevista, comentó que ya tenía la intención desde hace tiempo de contratar la terminal de una fintech, pero que cuando llegaron los del banco y le hablaron de las bondades del CoDi, de inmediato aceptó. "Me enseñaron cómo y me pareció bien".

Otros beneficios que vio, es que no se cobra comisión, no se tiene que usar la tarjeta, las transferencias son seguras, además de que es más rápida.

Se hizo una prueba -la primera transacción en este puesto de revistas- con CoDi, y bastaron menos de 10 segundos para que tuviera los recursos en su cuenta.

Aunque en este puesto de periódicos se habilitó recientemente el CoDi, la expectativa de Fabián, es buena, pues las nuevas generaciones, dice, ya buscan este tipo de cosas.

Compartamos tiene alrededor DE 3,500 corresponsales Yastás en el país, y piensa aprovechar esta infraestructura para impulsar el CoDi, en un principio, con los 600 que al mismo tiempo tienen cuenta en este banco. En la Zona CoDi, ha enrolado a esta plataforma a 3 comercios en estos primeros días -incluido el puesto de revistas-, pero hay gran expectativa con esta nueva plataforma de pagos y cobros desde el celular desarrollada e impulsada por el Banxico.

 

kg