A partir de hoy, el Cobro Digital (CoDi), el nuevo sistema de pagos digitales del Banco de México (Banxico), entrará en funciones en todo el país, el cual permitirá realizar pagos a través de una aplicación móvil.

Para llevar a cabo esto, el Banxico usará la tecnología de código QR (quick response) para que tanto comercios como usuarios realicen transacciones sin dinero en efectivo.

Este tipo de pagos digitales cada día toma más fuerza en nuestro país. Si bien esta forma de pago existe desde hace algunos años en países como China, India, Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Uruguay, hasta hace poco comenzó a implementarse en nuestro país como una alternativa para comprar de una forma sencilla y rápida, por ello es importante que conozca cómo funciona esta nueva tecnología, así como sus pros y sus contras.

Según la Encuesta sobre Disponibilidad de Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2018, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en nuestro país 69.6 millones de personas cuentan con un celular y 93% de la población se conecta a Internet a través de este dispositivo.

Alejandro Saracho, experto en finanzas personales y CEO de Reconfiguración Financiera, explicó que los códigos QR son la evolución del código de barras en forma cuadrada capaces de almacenar datos, los cuales han evolucionado hasta convertirse en medios de pago, mismos que permiten al cliente efectuar pagos con sólo escanear dicho código desde un smartphone, sin necesidad de efectivo o una tarjeta, ya que dentro de esta imagen se almacena toda la información necesaria para hacer el cobro.

 

“Pagar de esta forma se concreta en breves segundos, sólo se debe sacar el teléfono de la cartera, abrir la aplicación, se elige la opción de pagar a través de este código, se abre el escáner, en muchos casos la integración que se tiene con los comercios arroja el monto a pagar, escoge el medio de pago y se hace en segundos. Es más fácil vivir la experiencia”, aseguró.

Alesandro Labelli, head of wallet de Mercado Pago, señaló que pagar con esta herramienta es fácil y sencillo de usar tanto para clientes bancarizados como para los que no lo están.

“Es una manera de cobrar más rápida, este tipo de códigos permiten que los usuarios se familiaricen con nueva tecnología y también tiene ciertos beneficios”, explicó.

El ejecutivo indicó que si bien habrá una semejanza entre el CoDi y algunas otras aplicaciones que también gestionan esta forma de pago, la principal diferencia es la base de usuarios que cada entidad financiera tiene.

“Creemos que los pagos con códigos QR beneficiarán a los usuarios tanto bancarizados, como no. Permitirá remplazar el uso de tarjetas a través de una experiencia muy fácil, además de muy intuitiva. Ofrece oportunidades de inclusión financiera para aquellos que no cuentan con una cuenta”, afirmó.

Labelli insistió en que la implementación cada vez mayor de los pagos con códigos QR traerá cambios y transformaciones importantes en los medios de pago en los próximos años.

Códigos para facilitarnos la vida

Entre las ventajas que puede tener pagar desde el celular está que cuando alguien no tiene efectivo o se le olvidó su cartera, se convertirá en una nueva opción de pago para los usuarios, además de que ya no será tan necesario cargar con tanto efectivo, lo cual puede verse como una forma de seguridad.

Saracho comentó que los pagos con estos códigos serán una buena oportunidad para los bancos y entidades financieras para propiciar el buen funcionamiento de los sistemas de pago.

El directivo de Mercado Pago afirmó que otro beneficio de pagar con códigos QR es evitar fraudes de tarjetas como son la clonación de los plásticos y el robo de identidad.

 

Sin embargo, el CEO de Reconfiguración Financiera destacó que entre las desventajas a considerar es que al ocupar este medio podrá gastar demás, ya que basta con presionar la pantalla del celular para adquirir cualquier bien o artículo.

Otra más es que para que el usuario pague a través de su celular, necesita un dispositivo con la capacidad de realizar ese tipo de transacciones y saber cómo utilizarlo, lo cual puede representar un problema para los que no cuentan con un teléfono inteligente o con datos móviles para hacer dichas transacciones.

Señaló que si bien usar los códigos QR facilitará la vida de los clientes, lo anterior dependerá de cada usuario, ya que hay personas que no cuentan con las habilidades y conocimientos para ocupar esta nueva forma de pago, como por ejemplo los adultos mayores.

El head of wallet de Mercado Pago destacó que existe una brecha generacional entre los usuarios jóvenes y Millennials, y la población adulta que aún necesita educación.

“Es una tecnología que está abierta a toda la población sin diferencia de edad, pero es importante cerrar esta brecha para que la experiencia de pago con el código QR tenga éxito”, aseguró.

Además, señaló que otra desventaja es que, a pesar de que ya existen facilidades para abrir cuentas digitales desde su móvil, los usuarios podrían no aprovecharlas para acceder al CoDi.

Seguro y confiable de usar

El CEO de Reconfiguración Financiera dijo que si bien esta nueva forma de pago es segura, también deben considerarse posible fallas o problemas de seguridad que ocurran en el sistema o posibles intentos de hackeos o fraudes.

Por ello, insistió en que antes de usar esta forma de pago, la aplicación debe validar la identidad del usuario a través de distintos medios como contraseñas y datos biométricos como la huella dactilar o el reconocimiento facial.

[email protected]