El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no se abandonará a Guanajuato en el tema de la inseguridad. 

En su conferencia matutina de este jueves, el mandatario dijo que es muy grave lo que sucede en la entidad, en el contexto de que ayer se registró el asesinato de 24 personas en un centro de rehabilitación para adicciones en Irapuato.

“Vamos a seguir apoyando, esto no tiene que ver con cuestiones políticas, partidistas, nada más el llamado para que se trabaje de manera coordinada”, mencionó.

El presidente añadió que es necesario que los gobernadores acudan a las reuniones de seguridad locales ya que hay casos en los que los mandatarios locales no acuden a dichos encuentros y mandan a representantes.

Al cuestionarle quiénes eran los gobernadores que no acuden a las mesas de seguridad, López Obrador dijo: “no quiero hablar de eso, porque no se trata de culpar, sino de que se trabaje de manera conjunta de verdad, que se haga a un lado la hipocresía”.

Añadió que ayer, tras los hechos, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue, y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero mantuvieron comunicación, al tiempo que insistió en que es necesaria una "revisión sobre el funcionamiento de los órganos encargados de impartir justicia en Guanajuato.

“Nosotros no vamos a recomendar a nadie, eso tiene que surgir del propio gobierno que es el gobierno de un estado libre y soberano, pero sí hay que hacer cambios porque así lo exigen las circunstancias para resolver el tema de Guanajuato, ayer fue fuertísimo, lo que hablábamos, por ejemplo, tenemos un promedio de 11.12% de homicidios de Guanajuato del total de homicidios del país”, sostuvo.

López Obrador presentó un gráfico sobre los asesinatos registrados ayer en el cual se observa que se contabilizaron un total de 92, de los cuales 33 se cometieron en Guanajuato equivalente a 36% del total, mientras que le siguieron Puebla y Michoacán con ocho asesinatos cada uno. 

Entre esos tres estados se acumuló el 53% de los homicidios registrados, mientras que en 14 entidades, afirmó el presidente con los datos del gráfico, no se registraron asesinatos. 

“Hay una confrontación de bandas (en Guanajuato) y son agresiones entre ellos en la mayoría de los casos, pero nosotros no queremos que nadie pierda la vida, entonces creció mucho el problema, lo dejaron crecer y hay que ver si no hay contubernio, es decir, asociación delictuosa entre delincuencia y autoridad, porque una de las cosas que se debe evitar es esa asociación delictuosa”, afirmó. 

Corrupción en la liberación del Mochomo

El titular del Ejecutivo apuntó, por otra parte, que permanece la corrupción en el Poder Judicial y un ejemplo fue la liberación del Mochomo, a quien se le señala de haber dado la orden de asesinar a los 43 estudiantes de Ayotzinapa y cuya captura fue anunciada por el fiscal general, Alejandro Gertz Manero.

“En 24 horas o en muy poco tiempo lo dejan en libertad, yo creo que ni tardó 24 horas porque a las 12 de la noche lo sueltan (…) es una afrenta a las instituciones al Estado”, consideró.

Añadió que, derivado de la liberación del Mochomo —quien fue recapturado posteriormente acusado de sus vínculos con la organización delictiva Guerreros Unidos—, en la reunión de seguridad de este jueves se le presentó un informe en donde se indica que en el caso hay pruebas de que hubo corrupción.

“Nos presentaron un informe acerca de que hubo corrupción en el juzgado que ordenó a libertad y se tienen las pruebas, ósea que hubo dinero de por medio, entonces pues se va a actuar castigando a los responsables y lo digo aquí porque estas cosas se ocultaban y todos tenemos que saber de estos actos de corrupción, estigmatizar estos actos de corrupción para que no se repitan.

"Puedo decirles que la libertad de este señor, presunto responsable de los hechos, entre otros, de la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa, tuvo que ver con un acto de corrupción del juzgado en donde se le otorgó la libertad y yo espero que la Fiscalía presente todas las pruebas”, sostuvo López Obrador.

El presidente señaló que es necesario que se den a conocer los casos en los que haya corrupción en la liberación de presuntos delincuentes “y que si una prueba se da a conocer que tenga que ver con la corrupción y por el debido proceso esa prueba queda nulificada, mi opinión es no le hace, pero que se conozca, que la gente se entere, ya va haber otras pruebas”, dijo. 

El presidente apuntó que si bien se ha tratado de combatir el flagelo en las cúpulas del Poder Judicial aún se necesita avanzar más.

“Hubo cambios arriba, el presidente de la Suprema Corte, el ministro (Arturo) Saldívar, es un hombre íntegro, recto, honesto, con vocación justiciera, en su último informe dedicó casi todo el tiempo del combate a la corrupción arriba, también ya ha habido cambios de ministros porque el mal llegaba hasta la cúpula, así como llegaba en el Poder Ejecutivo, lo mismo en el Poder Judicial”, dijo.