Organizaciones de la sociedad civil señalaron que en las pasadas elecciones el desconocimiento de funcionarios de casilla sobre la figura de observadores electorales, dificultaron su plena participación.

En este sentido, al menos 28 organizaciones que participaron como observadores con el financiamiento del Fondo de Apoyo a la Observación Electoral del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, urgieron a las autoridades fortalecer la figura.

En conferencia de prensa, indicaron además que en la mayoría de las casillas en las que realizaron observación electoral, se incumplió con los parámetros internacionales de inclusión.

“El día de la elección se presenció alta participación ciudadana, en algunos casos, el desconocimiento de la figura de las y los observadores electorales por parte de las y los funcionarios de casilla dificultó su plena participación”, dijo Gloria Alcocer, de Organización Fuerza Ciudadana.

Al presentar los resultados preliminares del ejercicio de observación, detalló que se identificaron prácticas recurrentes como retraso en la apertura de casillas, desconocimiento de la asignación de las mismas para el electorado, y discusión y confusión en el conteo de boletas por las distintas formas de interpretar los votos válidos.

“En las casillas especiales observadas se presentaron conflictos por la alta ciudadanía, el número insuficiente de boletas y la falta de comunicación efectiva, así como desconocimiento de la prueba piloto en los hospitales, en los que sólo podían emitir el voto personas hospitalizadas, el personal de guardia del hospital, los familiares de las y los pacientes o personas a su cuidado”, refirió.

José Luis García, de Cempacca por un México Próspero, manifestó que en la jornada electoral se desplegaron 1,624 observadores en 3,051 casillas de 25 entidades.

“Se constató que en la mayoría de las casillas observadas no se respetaron los lineamientos de participación e inclusión de los diversos grupos sociales. Las y los funcionarios de casilla entrevistados no tenían conocimiento suficiente del protocolo trans y en la mayoría de las casillas no se encontraban señalamientos para personas con alguna discapacidad o personas mayores”, manifestó.

En este sentido las organizaciones consideraron que las acciones de observación electoral deben fortalecerse a fin de convertirse en un mecanismo efectivo de rendiciones, por lo que las instituciones electorales puede contribuir a través de sensibilización y difusión, generar espacios de diálogo y fortalecerse institucionalmente.