El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, las personas pertenecientes a los pueblos originarios de México padecen carencias en todos sus derechos sociales.

Cabe señalar que los derechos sociales que tiene todo mexicano son los accesos a educación, alimentación, seguridad social, salud, vivienda y bienestar económico.

No obstante, de acuerdo con el Coneval y su Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 (IEPDS) 71.9% de los indígenas del país, equivalentes a 8.3 millones de personas, padecía pobreza hasta el 2016.

De ellos, 3.2 millones no tienen la capacidad económica para adquirir la canasta básica y tenían carencia en al menos otros dos derechos sociales, lo que los posicionó en situación de pobreza extrema.

En este sentido, también hasta los indicadores del 2016, siete de cada 10 indígenas —de los casi 11 millones que viven en México— “con al menos un empleo” percibían sólo un salario mínimo.

“En 2015, seis estados del país concentran 64.8% de la población indígena: Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Estado de México, Puebla y Yucatán. Cinco de estas entidades tienen niveles de pobreza superiores al porcentaje nacional (43.6%), entre éstas destacan Oaxaca y Chiapas con 70.4 y 77.1%, respectivamente”, precisó el Coneval.

En términos educativos, la población indígena presenta un elevado número de personas que aún no saben leer y escribir que asciende a 19.8 % de la población que se encuentra entre los 30 y 64 años; en comparación con los demás grupos poblacionales del país la misma condición la padece 4.3 % en promedio.

“En la población indígena de 65 o más años, el analfabetismo es de 52.9% y el rezago educativo alcanza 82.4%”, indicó el Coneval.

Asimismo, en concordancia con los datos del instituto de evaluación de la pobreza, uno de cada dos indígenas en promedio contaba con el nivel completo de primaria.

Por otra parte, en materia de seguridad social, que de hecho es la carencia que más mexicanos padecen en el país según el Coneval, es también, dentro de la población indígena, la carencia más extendida ya que 77.6 %, es decir, unos 8.9 millones de personas, no contaba con seguridad social.

Asimismo en materia de servicios públicos, 19.9 % de la población indígena carecía, de acuerdo con las últimas mediciones del Coneval, de agua potable en su casa, en comparación con la demás población que registró esta carencia en 6.8 de los hogares.