Los egresados de educación superior en México muestran señales de estar en condiciones laborales más adversas en relación con años anteriores, específicamente por mayores dificultades para conseguir empleo y por una reducción en el promedio del ingreso recibido, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Egresados 2019 (ENE).

Esta investigación, realizada por la Universidad del Valle de México, revela que entre los egresados de las universidades e instituciones de educación superior se ha incrementado el número de quienes consideran que emplearse fue difícil o muy difícil (45%), 10% más que la edición del año pasado, de esta misma encuesta que se realiza desde 2017.

Asimismo, la ENE indicó que el promedio de ingreso que se reporta en el primer trabajo se redujo en 8.6% y el sueldo por nómina en el empleo actual bajó 17 por ciento.

 

En cuanto a experiencia laboral en general, la ENE refiere que 57% de los egresados ha tenido un empleo en el sector privado, 30% ha trabajado en el sector público; 21% se ha desempeñado como profesionista independiente, 13% ha tenido un negocio propio y 16% no cuenta con experiencia laboral, es decir, nunca ha tenido trabajo.

Cabe señalar que los factores que favorecen tener un mejor salario son: contar con un título académico, tener un empleo relacionado con la carrera estudiada, y tener una relación laboral formal vía nómina.

kg