En la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, por segunda semana consecutiva el colapso en la Línea 12 del Metro fue tema de discusión en tribuna.

Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado, informó que dialogaba con sus homólogos para intentar no convertir el Senado y la Comisión Permanente en una tribuna de trifulca o de desencuentro profundo. 

Asimismo, convenció a sus correligionarios de no presentar de manera formal el punto de acuerdo enlistado en la agenda del día para solicitar el desafuero del senador Miguel Ángel Mancera (PRD), exjefe de Gobierno de la capital del país, a quien responsabilizan del incidente en la Línea 12.

Antes, Mancera afirmó que no cualquiera puede solicitar el desafuero de un servidor público. Dijo que todo forma parte de la efervescencia política que se vive por el proceso electoral en curso.

“No voy a meterme a esa efervescencia política, por eso hoy no he señalado ningún nombre ni he señalado ninguna culpa de nadie porque no me corresponde a mí, ni lo voy a hacer. No voy a caer en esa tentación”, confirmó

Y pidió esperar el resultado del peritaje correspondiente, que determinará quién es culpable.

Desde la tribuna, la senadora Xóchitl Gálvez (PAN) presentó un punto de acuerdo por el que solicitó que toda la información del accidente no sólo sea pública, sino que “las transmisiones de los peritajes sean en tiempo real para que no queden dudas”.

Su propuesta fue enviada a la Primera Comisión para análisis y dicta-minación.

En este contexto, Marisol Tapia, madre de Brandon Hernández Tapia, niño que murió a causa del desplome de la Línea Dorada, informó que presentará una denuncia penal por homicidio doloso a quien resulte responsable.

rolando.ramos@eleconomista.mx