ACTUALIZACIÓN 21 de septiembre del 2021, 11:57 am: Una versión previa de este artículo aseguraba que el precio promedio de los NFT había descendido hasta 98% en un día, entre el 19 y el 20 de septiembre, cuando en realidad la caída en el precio de estos activos ha sido mucho menos precipitada. Esta versión corrige este error. Pedimos disculpas a nuestros lectores por esta equivocación. 

El precio promedio del conjunto de los NFT (Non Fungible Token) ha caído 34% entre el 8 y el 20 de septiembre, según los datos de la plataforma de análisis Non Fungible. Mientras que el precio promedio de estos activos rondaba los 122,000 dólares por unidad el 8 de septiembre, este cayó a 91,000 dólares por activo el 10 de septiembre.

La caída en el precio de estos activos se da en el contexto de una fuerte caída de la criptomoneda bitcoin, de alrededor de 9%, y de la caída también del índice S&P 500, que esta mañana bajaba 1.55%, a causa de las preocupaciones generadas por la posible quiebra de la promotora inmobiliaria china Evergrande

También, desde hace algunas semanas, el número de ventas de estos activos había pasado de rondar las 138,000 transacciones al día, el 30 de agosto, hasta las 36,000 transacciones al día del 9 de septiembre. Las ventas totales de este tipo de activos alcanzaron un máximo de 1,029 millones de dólares el 29 de agosto, mientras que para el 14 de septiembre, el volumen alcanzado fue de 189 millones de dólares, una reducción de más de 80 por ciento.  

El 2021 vio una explosión en la creación y distribución de Tokens No Fungibles como instrumentos basados en la tecnología blockchain que sirven para garantizar la autenticidad de cualquier documento o archivo digital. En marzo, un video del artista Beeple se vendió por 70 millones de dólares en la casa de subastas Christie's y días después, Jack Dorsey, fundador y director de Twitter, puso a la venta un NFT del primer tuit de la historia, que se vendió por 2.9 millones de dólares.

La promotora inmobiliaria china Evergrande, una de las 500 empresas más grandes del mundo, cuenta con unos pasivos que ascienden a 300,000 millones de dólares y se ha quedado sin liquidez para hacer frente a sus obligaciones. La incertidumbre alrededor de su posible quiebra se ha contagiado a los mercados mundiales, desde la Bolsa de Hong Kong y los índices Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq del mercado estadounidense, hasta la criptomoneda bitcoin mostraron una fuerte caída en sus cotizaciones este lunes 20 de septiembre. 

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx