Un gobierno británico débil puede conducir a unas negociaciones sobre el Brexit "malas" para ambas partes, consideró el viernes el comisario europeo de Presupuesto, Günther Oettinger, en reacción a las elecciones en el Reino Unido.

"Necesitamos un gobierno que sea capaz de actuar, que pueda negociar la salida de Gran Bretaña (...) los británicos deben negociar la salida (de la UE) pero con un socio de negociación débil existe el peligro de que las negociaciones sean malas para ambas partes", dijo a la radio alemana Deutschlandfunk.

La primera ministra británica, Theresa May, que había convocado elecciones legislativas anticipadas con el objetivo de reforzar la mayoría que ya tenía, perdió la apuesta.

Los conservadores llegaron en cabeza, pero perdieron numerosos escaños y con ellos la mayoría absoluta, sumiendo al país en la incertidumbre sobre la formación de un gobierno poco antes del inicio de las negociaciones del Brexit.

"Las próximas hora y días mostrarán si la parte (británica) está en medida de empezar las negociaciones porque sin gobierno no hay negociación", agregó Oettinger.

erp