Monterrey, NL. Las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) de Nuevo León estarían entre las cuatro entidades más afectadas, en caso de que se realice la reforma al Artículo 151 de Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que busca limitar las deducciones personales en materia de donativos.

Las entidades federativas más afectadas por esta reforma serían: Ciudad de México (2,840 donatarias), Estado de México (744), Estado de México (644), Jalisco (644) y Nuevo León (596), de un total de 9,575 donatarias autorizadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para recibir donativos deducibles del ISR, según datos de la dependencia federal.

Por ello, el Consejo Nuevo León se mostró preocupado de que llegue a aprobarse dicha propuesta, ya que se estima que en todo el país afectaría a 5,100 OSC, que reciben donativos deducibles de ISR, en rubros como la educación, asistencia social, la cultura y el medio ambiente y se dejarían de percibir 8,000 millones de pesos.

Las OSC hicieron un llamado a los diputados federales, pidiendo que la fracción III del artículo 151 se mantenga tal como está actualmente, como una categoría separada de deducciones topadas al 7% de los ingresos anuales.

"De aprobarse la propuesta, las organizaciones podrían dejar de percibir más de 8,000 millones de pesos provenientes de donativos de personas físicas nacionales y que hoy se destinan a la realización de actividades asistenciales, principalmente”.

“Los recursos que reciben esas instituciones se multiplican. Si lo que busca el gobierno federal es una mayor recaudación, ésta sería una estrategia poco eficaz, ya que sólo el 11% del monto total de donativos realizados por personas físicas a organizaciones civiles (19,821 millones de pesos) fue deducido en 2020", puntualizó el organismo.

El Consejo Cívico estimó que cerca de 2,000 organizaciones serían las más perjudicadas, pues entre el 30% y el 100% de sus ingresos totales provienen de donaciones de personas. Las donatarias temen que se desincentive a las personas físicas a hacer donativos, lo que impactaría directamente en los programas de apoyo de las OSC para los más necesitados.

 

Reforma

Actualmente, las personas físicas pueden deducir gastos con un límite de 163,000 pesos, como médicos y funerarios, seguros de gastos médicos, intereses de hipotecas, transporte escolar, una parte de colegiaturas, así como deducir donativos hasta el 7% del ingreso anual y aportaciones extraordinarias al Fondo de Ahorro para el Retiro.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) propone eliminar estos dos rubros y que todas las deducciones de personas físicas tengan un mismo tope. De ahí que las personas físicas tendrían que decidir si deducen sus gastos fijos como los gastos médicos, seguros, intereses de hipoteca, o deducir sus donativos.

El SAT dice que la mayoría de la población no alcanza su tope de deducción de los gastos obligatorios, y que casi nadie dona el 7% de su ingreso, entonces no habrá afectación; y que si se quiere donar, se puede hacer sin deducir.

Se estima que las instituciones sin fines de lucro privadas representan el 1.37% del Producto Interno Bruto, emplean a más de 700,000 personas y movilizan a más de 2 millones de voluntarios. Además, esta medida incentiva la informalidad fiscal de las OSC y de las personas físicas; y afecta a las instituciones que ya habían dejado de recibir recursos federales desde 2019.

rrg