Cancún, QR. Ya comenzaron los trabajos del Tren Maya al centro de la carretera Cancún-Tulum, en el Tramo 5 norte, que le fue asignado a las fuerzas armadas.

Los trabajos consisten en el levantamiento del pavimento de un tramo de aproximadamente 2 kilómetros, a lo largo de los cuales se han colocado señalamientos viales para que los vehículos disminuyan su velocidad.

Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), confirmó el inicio de los trabajos; sin embargo, adelantó que las obras "fuertes" de este tramo arrancarán a partir de marzo del 2022.

El titular del Fonatur dijo que actualmente se llevan a cabo diversas obras, sobre todo de estudios geofísicos, que permiten determinar dónde serán colocadas las columnas para el tramo elevado sobre el cual correrá la vía.

También mencionó que hay buen avance en los trabajos del Tramo 4 (Mérida-Cancún), por lo que no duda que la obra estará concluida en el 2023, tal y como está previsto.

El 25 de octubre, durante el reporte del avance del proyecto en la conferencia matutina del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se informó que en Quintana Roo se recibieron las primeras 2,626 toneladas de rieles para el Tramo 5 sur, que abarca de Playa del Carmen a Tulum, a cargo de Grupo México. El material ferroviario arribó desde Japón a Puerto Progreso, Yucatán, y posteriormente fue trasladado al estado quintanarroense.

La transportación estuvo a cargo de la empresa Sumitomo Corporation de México, siguiendo el protocolo de seguridad para material pesado en carretera.

El material está siendo depositado en las instalaciones de la exresidencia de obra de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ubicada a la entrada de Tulum, donde se descargan aproximadamente 207 toneladas al día. Para cubrir esta primera parte del proceso de acopio se realizaron 80 viajes de tráiler desde Puerto Progreso hasta Tulum.

De hecho, se informó además que los trabajos en el tramo sur, de 60.3 kilómetros, tienen un avance de 22.4 por ciento.

Solución de movilidad

Respecto a los problemas de movilidad que empresarios hoteleros han anticipado debido a las obras sobre la carretera Cancún-Chetumal, Jiménez Pons dio a conocer que han tenido acercamientos con estos empresarios para mantenerlos al tanto del proyecto y se les garantizó que cuando comiencen los trabajos fuertes habrá dos carriles de ida y dos de vuelta, a fin de no afectar la movilidad de la zona.

“Por el tamaño de la obra y lo complejo habrá afectaciones, pero vamos a minimizarlos”, reiteró, y también señaló que hay pláticas con algunos ejidos para llegar a un acuerdo para los derechos de vía.

estados@eleconomista.mx