El Instituto Federal de Telecomunicaciones recibió la semana pasada la visita de los dueños y de altos ejecutivos de América Móvil (AMX) y de AT&T, que, por separado, presentaron sus argumentos para echar atrás o acentuar la política gratulatoria que pesa sobre Telmex y Telcel como agentes económicos preponderantes y que desde hace unas semanas ha entrado en un proceso revisión a su efectividad.

El miércoles 5 de junio, por espacio de 90 minutos, los reguladores recibieron al medio día a Carlos Slim Helú, Carlos Slim Domit, Héctor Slim Seade, Daniel Hajj (dueños y directores de Telmex y Telcel), Óscar Von Hauske y Alejandro Cantú, líderes del equipo jurídico de AMX.

Uno de los tema tratados en el IFT tuvo que ver con la regulación de preponderancia, que a opinión de los jefes de América Móvil, por ejemplo, no permite a Telmex realizar inversiones adicionales, pues ello propicia que su participación de mercado crezca y complique todavía más que su presencia se reduzca a menos del 50% del mercado, como lo establece la regulación asimétrica.

Un día antes, Carlos Slim Domit soltó estas mismas afirmaciones en el foro GSMA Mobile 360, edición México 2019. Según Slim Domit, la reforma de telecomunicaciones ha obligado a reducir la participación de mercado de Telmex, "y eso ha inhibido mucha de la inversión que se requiere en cobertura”.

“Lo que necesitamos es que haya un estímulo a la inversión de todos los participantes y que, al mismo tiempo, ese estímulo busque que sea para mejorar la cobertura para todo el país. Creo que eso se puede hacer muy rápido y lo importante es ese enfoque a promover la inversión, particularmente en cobertura social”, dijo entonces Slim Domit al tiempo que atacaba los resultados de la Red Compartida sobre el espectro de los 700 MHz.

AT&T manda un equipo de diez a comentar la regulación de preponderancia

Un día después de la visita AMX, el regulador recibió a la cúpula directiva de AT&T en México. La reunión de un equipo de diez ejecutivos representando a esta telefónica con el IFT duró dos horas con quince minutos aquella tarde-noche y trató sobre la revisión bienal para las políticas asimétricas de Telmex/Telcel.

Del lado de AT&T lideraba Laurent Therivel, recientemente nombrado nuevo jefe de ese operador en el país. Seguidamente iba Mónica Aspe, vicepresidente de los asuntos corporativos de la empresa y Antonio Díaz, jefe de la política regulatoria de AT&T.

También acudieron Troy Hatch, Daniel Ríos Villa, Adriana Ríos, Irasema Romero, Mónica Singletary, Alejandro Sánchez y Carlos Sánchez, encargados de las áreas legales, competencia, tecnología y relaciones públicas y de comunicación.

Acerca de la regulación asimétrica hacia América Móvil, AT&T solicitó la semana pasada de manera abierta que se apriete a los preponderantes en telecomunicaciones para que la apertura de su red de fibra óptica sea más afectivo.

Mónica Aspe, en el mismo foro de GSMA, solicitó esta tipo de apertura, afín de que las redes de telecomunicaciones no se dupliquen y pueda ampliarse así la cobertura a áreas rurales.

“Si pudiéramos liberar estas inversiones para no tener que estar duplicando... Si tuviéramos acceso a esa fibra existente del preponderante, entonces los recursos que invierte AT&T en México en despliegue de infraestructura podríamos llevarlos a otros lugares donde más se necesitan”.

“Es un tema importante, no sólo para los competidores sino para el país porque si no hay un acceso efectivo a la fibra del preponderante, entonces los recursos que invierte AT&T en México en despliegue de infraestructura podríamos llevarlos a otros lugares donde más se necesitan”.

Aspe Bernal después recordó que AT&T ha invertido alrededor de 8,000 millones de dólares en el país desde su arribo formal en 2015: 4,375 millones de dólares por las compras de Iusacell-Unefon/Nextel, más 3,000 millones de cobertura de red 4G-LTE y el adicional al mantenimiento de la misma y renovación de los puntos de venta.

Tanto América Móvil como AT&T fueron recibidos en sus respectivas visitas por los mismos seis de los siete comisionados.