La compañía de compraventa de autos seminuevos Kavak destinará una inversión inicial de 250 millones de pesos a la apertura de su nuevo centro operativo automotriz en la capital del estado de Querétaro, donde prevé contratar a 200 personas en los próximos seis meses.

Kavak, que en octubre del 2020 reclamó el título del primer unicornio mexicano cuando alcanzó una valuación de más de 1,000 millones de dólares, opera en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla y ahora en Querétaro, y también se ha expandido a Argentina y Brasil.

“El sector de compra-venta de vehículos seminuevos en Querétaro es el quinto más importante en México, con un valor aproximado de 1,000 millones de dólares, por lo que la llegada de Kavak ofrece certidumbre a los queretanos al vender y/o comprar un vehículo seminuevo sin temor a ser estafados, en un mercado que contabiliza un promedio de 150,00 transacciones anuales, de las cuales, 80% ocurren entre particulares”, dijo Alejandro Guerra, gerente regional de Kavak, citado en un comunicado de la compañía.

El nuevo centro de operaciones cuenta con un área de 300 metros cuadrados y se encuentra ubicado en la capital queretana.

En abril, Kavak obtuvo 485 millones de dólares en una ronda de financiamiento serie D liderada por D1, Ribbit, BOND y Founders Fund. La compañía fundada por Carlos García Ottati en 2016 alcanzó con esta inversión una valuación de 4,000 millones de dólares.

La nueva valuación convirtió a Kavak en la cuarta startup más valiosa de América Latina, con lo que la compañía comenzó a codearse con otros unicornios como el neobanco brasileño NuBank, la startup de entregas Rappi o la uruguaya de medios de pago dLocal.

El pasado 5 de mayo, la plataforma de intercambio de criptomonedas (exchange) Bitso anunció el levantamiento de una ronda de financiamiento serie C por 250 millones de dólares, con lo que la compañía alcanzó una valuación de 2,200 millones de dólares y se convirtió en el segundo unicornio mexicano.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx