El estímulo fiscal que decidió quitar la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a la gasolina Premium del 27 de octubre al 2 de noviembre podría significar un respiro en la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en combustibles, pues desde el 2017 —año en que se impuso este estímulo fiscal— los ingresos en este gravamen han reducido de manera consecutiva, coincidieron expertos en finanzas públicas.

“Es un respiro para la recaudación del IEPS, pero se debe de considerar que el consumo de gasolina en litros no ha tenido un incremento significativo, ya que se ha mantenido prácticamente igual, respecto al año pasado”, comentó Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey.

Explicó que, desde que se estableció el estímulo fiscal en el 2017, la recaudación del IEPS a combustibles ha presentado mes con mes reducciones, debido a que la SHCP mueve el IEPS que se cobra en la gasolina para mitigar el impacto de la volatilidad que se pudiera percibir en los precios internacionales de la gasolina y el tipo de cambio.

Los últimos datos de Hacienda muestran que, de enero a agosto, la recaudación de este gravamen se redujo 28.6%, respecto al mismo periodo del 2017, con 113,985 millones de pesos.

Enrique Cárdenas, economista del Instituto Tecnológico Autónomo de México, comentó que si bien esta semana podrían tener mayores ingresos por el IEPS a gasolina, Hacienda siempre mueve el estímulo.

“Cada semana, de acuerdo a cómo esté el precio de importación y el precio del petróleo, ajustan el estímulo fiscal y por tanto el IEPS. Entonces, como han venido subiendo los precios del petróleo, suben los precios internacionales de la gasolina, y por tanto los impuestos que se cobran en México deben disminuir”.

Miguel Cervantes, economista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que quitar el estímulo fiscal a la Premium es una medida necesaria porque el gobierno necesita dinero debido a que los efectos de la reforma hacendaria del 2014 ya se agotaron.

“En esencia, quienes están utilizando Premium son personas que no requieren de este estímulo (...) Anteriormente 80% del subsidio que se daba a la gasolina se concentraba en los últimos deciles de la población, es decir, los de mayores ingresos”.

¿Cuánto pagarán de impuestos?

La SHCP informó del 27 de octubre al 2 de noviembre, se quitará por primera vez en el año el estímulo fiscal a la gasolina Premium. Las personas que consumen este combustible pagarán el impuesto completo de 3.880 pesos el litro. “Esto responde sólo a la disminución observada en el precio de las referencias internacionales”, expuso en un comunicado.

En cuanto al IEPS que se cobra en la Magna, el estímulo fiscal que dará Hacienda es de 1.069 pesos, por lo que los consumidores pagarán por este combustible un impuesto de 3.521 pesos el litro.

Incertidumbre con estrategia

Los expertos coincidieron en que el mercado de los combustibles debe seguir aspirando a tener precios libres; sin embargo, ven lejana esta posibilidad ante los comentarios del siguiente gobierno de que no habrá más exportaciones petroleras.

“Si se decide no exportar, vamos a cometer uno de los más grandes errores históricos, estaría en riesgo nuestra deuda soberana y nos bajarán la calificación (...) tenemos que cambiar la página, México ya no debe producir gasolina porque no tenemos esa vocación”, dijo el economista de la UNAM.

Cárdenas agregó que al no haber exportaciones, el gobierno dejaría de contar con lo que aportan los ingresos petroleros al gasto público; “son como 3 puntos del PIB lo que se dejaría de percibir, es como si dejaras de cobrar el IVA. Es una tontería”.

Finalmente, Tenorio añadió que si el siguiente gobierno decide congelar el precio de la gasolina y aumentarlo con respecto a la inflación, va a haber un desorden en el mercado y habrá más huachicoleros.