La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que el 1 de enero del 2016, las tarifas eléctricas que pagan los hogares con bajo consumo de electricidad disminuirán 2% y se mantendrán en ese nivel durante todo el año.

La dependencia federal refiere que en el 2015 las tarifas residenciales también se redujeron 2%, por lo que en el año próximo los hogares pagarán 4% menos que lo que pagaban en el 2014.

Destaca que al tomar en cuenta la inflación observada en el 2015 y la esperada para el 2016, las tarifas domésticas disminuirán en alrededor de 10% en términos reales durante estos dos años.

La SHCP afirma que el ajuste beneficia a más de 33 millones de hogares que percibirán un menor costo en su recibo de electricidad.

La medida, destaca, es resultado de costos de generación más bajos, así como de ganancias en eficiencia que se han observado en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por la implementación de la reforma energética.

Por tanto, la disminución no llevará a un deterioro en las finanzas de la CFE, reitera la dependencia a través de un comunicado.

En el Diario Oficial de la Federación, la SHCP publicó un acuerdo por el que se autoriza el ajuste de las tarifas para suministro y venta de energía eléctrica, y otro mediante el cual se determina el mecanismo de fijación de las tarifas finales de energía eléctrica del suministro básico a usuarios domésticos distinto al que emita la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

En el primer documento, detalla que se aplicará un factor de ajuste multiplicativo de 0.98 a todos los cargos de las tarifas finales de energía eléctrica del suministro básico a usuarios domésticos a las tarifas de bajo consumo (1, 1A, 1B, 1C, 1D, 1E y 1F) vigentes durante diciembre del 2015.

En el segundo acuerdo, la dependencia explica que resulta indispensable emprender acciones conducentes para reflejar el efecto de la reducción en los costos de generación.

Esto, añade, mediante la suspensión del mecanismo de aumento de las tarifas finales del suministro básico de energía eléctrica para uso doméstico, así como procurar una reducción de los cargos tarifarios vigentes, a fin de transmitir ese beneficio a los hogares mexicanos.