En México sólo el 0.1% de la población ocupada es especialista en las áreas de matemáticas, actuaría y estadística. De los 54 millones de ocupados en el país, sólo 53,900 cuentan con esta formación. Hay cuatro mujeres por cada seis hombres y casi la mitad de ellos labora en alguna actividad relacionada con la educación.

Algunos especialistas en estas áreas se encuentran desocupados. El número de matemáticos, actuarios y estadísticos asciende a 71,797, de los cuales cerca del 25% se encuentra sin un empleo o actividad económica, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

De la población especialista en estas ciencias que sí está ocupada más del 90% labora para el sector terciario. Específicamente 48 de cada 100 (48%) profesionistas matemáticos, estadísticos o actuarios trabaja en la docencia o investigación; 35 de cada 100 (35%) laboran en el rubro de los servicios profesionales, financieros y corporativos. El 17% restante se encuentra en el comercio y otras actividades económicas.

Pocos, pero con mejores condiciones laborales

El 80% de estos especialistas trabaja de manera subordinada o remunerada, sólo el 20% son trabajadores por cuenta propia con o sin empleados. La mayoría de ellos trabaja en unidades económicas pequeñas o medianas, sólo 17 de cada 100 tiene un empleo en empresas grandes o en el sector público.

Los ingresos de los matemáticos, actuarios y estadísticos ascienden a 72.4 pesos la hora. Es decir, el ingreso medio mensual suponiendo la jornada de ocho horas diarias sería de 17,376 pesos, una cifra significativamente superior al salario mínimo mensual (3,080 pesos).  

Las jornadas de los profesionistas de estas áreas también son menores que las establecidas por la ley, en promedio trabajan 37 horas a la semana, lo que implica que por día dedican poco más de seis horas a sus actividades laborales.

Los especialistas en matemáticas, estadística y actuaría que trabajan de manera subordinada o remunerada tienen en su mayoría prestaciones y seguridad social, 92 de cada 100 cuentan con servicio médico, aguinaldo, vacaciones y contratos formales.