Un cuarto de las personas que abandonan una compra en un dispositivo móvil lo hace por preocupaciones de seguridad, de acuerdo con el estudio Panorama del comercio móvil en México, elaborado por el agregador de pagos PayPal. La protección de datos personales y la seguridad de los sitios de venta en línea son factores que vendedores y compradores perciben como una barrera para comerciar en línea mediante dispositivos móviles, como smartphones y tabletas.

Este problema de seguridad es más un asunto de percepción que se ve alimentado por la comunicación de boca en boca y por hábitos que vienen desde el pasado, aseguró Jesús Padilla, director de Marketing de PayPal México. El directivo admitió que situaciones como el fraude han prevalecido en el país por años y que se han trasladado al comercio electrónico. Pese a esto, “la percepción está por arriba de lo que realmente sucede”, dijo.

Según el estudio de PayPal, que está basado en una encuesta hecha por Ipsos a 2,000 consumidores y 300 negocios en México, más de la mitad de los compradores abandonó por completo una compra en el último mes y de estos, 26% dijo que lo había hecho por preocupaciones respecto de la seguridad. A esto se suma que seis de cada 10 compradores creen que es menos probable que interactúen con un negocio a través de un dispositivo móvil si detectan problemas de seguridad o de confianza.

Del lado de los vendedores, la principal barrera de acceso para recibir pagos móviles es la seguridad y protección de los datos personales de sus clientes (36%), a la que le sigue la seguridad y protección de los datos del propio negocio (26 por ciento). A la vez, para 53% de los negocios garantizar la protección de los datos del cliente es la prioridad número uno para los próximos 12 meses.

“A pesar de que se ha abatido en buena medida la incertidumbre de las compras en línea en México, ya sea comercio móvil o comercio electrónico en general, prevalece esta incertidumbre”, aseguró Padilla durante la presentación del estudio.

La mitad compra por smartphone

El estudio de PayPal aborda los hábitos de los compradores y vendedores por Internet y se enfoca en quienes hacen compras y pagos de servicios mediante dispositivos móviles. Cubre también el comercio que se realiza a través de redes sociales y el comercio móvil transfronterizo.

De acuerdo con este análisis, en México, 57% de quienes realizan compras por Internet prefiere hacerlo mediante un dispositivo móvil, lo que supera al promedio de 43% de los otros 11 países en los que se realizó el estudio, que van de Alemania, Francia y Reino Unido a la India, Estados Unidos y Brasil.

Para los negocios, los dispositivos móviles representan 41% de su volumen de ventas, por lo que al menos cuatro de cada 10 comercios considera la optimización de su comercio hacia el canal móvil como una prioridad en los próximos 12 meses.

Los mexicanos gastan en promedio 1,700 pesos mensuales en compras mediante dispositivos móviles. Estas compras se realizan de manera semanal en la mayoría de los casos y entre las principales categorías de compra están la ropa, servicios como el gas, la electricidad, Internet y telefonía, televisión por cable, comida y bebidas, transporte y suscripciones.

Dentro del comercio electrónico móvil, el principal medio de pago usado por compradores y vendedores son las tarjetas de débito. A estas les sigue PayPal y las tarjetas de crédito, junto con las transferencias bancarias, Oxxo Pay, el servicio de pago en efectivo de Oxxo, y Mercado Pago, la plataforma de pagos de Mercado Libre.

Comercio en redes sociales

Facebook es la red social en la que los mexicanos y todo el mundo quiere promocionar sus productos y vender. De acuerdo con el estudio de PayPal, la mitad de los consumidores mexicanos hace compras vía redes sociales como Facebook, Instagram, Whatsapp, Pinterest y Snapchat, entre otras.

Del otro lado del mostrador digital, al menos 97% de los negocios usan Facebook para promocionar sus productos y servicios y hasta 87% lo ha usado para vender. El comercio en redes sociales también levanta preocupación entre compradores y vendedores, pues al menos un tercio de los consumidores y casi la mitad de los comercios dijo que le preocupa la seguridad de su información o la de sus clientes dentro de redes sociales.

[email protected]