El Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la Ciudad de México envió un aviso a los servidores públicos del Tribunal Superior de Justicia de la capital del país, a los litigantes y al público en general para que a partir de este jueves 15 de agosto se implemente de forma obligatoria la herramienta Módulo de Identificación de Documentos Electrónicos con el fin de incorporar el sello digital a través de un código QR como factor de autenticación para cada actuación judicial y administrativa. 

Este aviso deriva del acuerdo 51-27/2019 emitido por el Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México el 6 de agosto pasado y obliga a que todos los expedientes emitidos por alguna autoridad del Poder Judicial de la ciudad, ya sean físicos o electrónicos, cuenten con un código de respuesta rápida, con el cual se pueda acceder a través de cualquier lector en un teléfono inteligente con cámara a información como el número de expediente, el tipo de juicio, el tipo de documento y, en caso de que se trate de un procedimiento penal, el tipo de delito, las partes involucradas; así como la fecha de elaboración del documento y la persona que lo integró.

De acuerdo con Cynthia Solís, socia del despacho especializado en tecnologías de la información Lex Informática, esta disposición del Poder Judicial local abona a la seguridad jurídica de los gobernados, debido a que evita que se falsifiquen o se agreguen documentos a los expedientes integrados por las distintas autoridades judiciales de la Ciudad de México.

“En realidad la colocación de este sello solo está a disposición de titulares de órganos jurisdiccionales, de unidades de gestión administrativa y de gestión judicial, para verificar quién fue el que puso el código QR y en caso de que haya un uso indebido del documento que se puedan deslindar responsabilidades”, dijo Solís.       

“La autenticación de documentos se usa desde hace mucho tiempo por la falsificación de documentos en formato físico, lo que ahora se trata de hacer es autentificar los documentos electrónicos por el riesgo de que sean modificados con herramientas de edición digital”, dijo Solís, quien agregó que en el caso de los documentos físicos, este sello digital se suma a los sellos oficiales y a las firmas autógrafas pero no los sustituye.

De acuerdo con los Lineamientos para el Uso del Módulo de Identificación de Documentos Electrónicos emitidos por el pleno del Consejo de la Judicatura Federal en mayo pasado, el código QR se imprimirá automáticamente en los documentos físicos y electrónicos, ubicándose en la parte inferior derecha de la primera hoja del documento, con un tamaño que no deberá rebasar los 66 pixeles.   

Según la abogada, el Poder Judicial tiene mas de 10 años implementando soluciones tecnológicas como la firma electrónica y los juicios en línea, por lo que no resulta nueva esta tendencia por la digitalización documental, al grado de que a partir de la reforma de 2018 a la Ley del Notariado también se está implementando el uso de este tipo de sellos digitales por parte de los notarios.

[email protected]