El equipo de la coalición Juntos Haremos Historia, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, prevé que, en caso de ganar la próxima contienda electoral a la presidencia, se realizarían 1 millón de acciones de vivienda por año, de las cuales tres de cada 10 serían para adquisición de vivienda nueva y la mayoría para modalidades como reubicación, mejoramiento y ampliación.

Ayer, Román Meyer Falcón, encargado del proyecto de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) del equipo de Andrés Manuel López Obrador, presentó su estrategia de reordenamiento del territorio de nombre AMLÓpolis, la cual también prevé un plan para combatir el problema de vivienda abandonada en el país.

“Desde la Federación tenemos la obligación para combatir este déficit de vivienda (calculado que afecta a 9 millones de personas). López Obrador ha señalado que tenemos que atacar este rezago; calculamos que llevando a cabo 1 millón de acciones de vivienda (al año), para vivienda reubicada, mejorada y ampliada y en 30% para vivienda nueva, podemos combatir este déficit”, explicó Meyer Falcón.

Esta ejecución de las acciones que realizaría el gobierno de López Obrador en el tema de la vivienda sería un cambio contrastante respecto a los números de la actual administración, pues de las 899,844 acciones realizadas bajo el esquema de subsidios operado por la Comisión Nacional de Vivienda, que van desde el 2013 al 14 de junio pasado, 602,977, es decir 67%, han sido para la adquisición de una casa nueva.

En caso de que gane López Obrador, en la siguiente administración se realizarían alrededor de 6 millones de acciones de vivienda, de las cuales 4 millones 250,000 (70%) serían para mejoramiento, ampliación y reubicación y 1 millón 750,000 (30%) para la adquisición de vivienda nueva.

Hace algunos días, Meyer Falcón indicó a este medio que no necesariamente las acciones de vivienda del gobierno de López Obrador serían subsidios, pues se analiza fusionar varios programas gubernamentales relacionados con este tema, pero existiría la posibilidad de que fueran hasta préstamos a la palabra.

“El programa (de vivienda) planteado implica un esfuerzo, estamos analizando el mecanismo de fondeo de ese programa, del cual una parte funcionará bajo subsidios, otra con préstamos a la palabra e incluso podríamos decir que será gasto directo hacia el programa dependiendo de la situación de pago del individuo”, dijo en aquella ocasión Meyer Falcón.

Ayer, el arquitecto que se perfila para ser la cabeza de la Sedatu en caso de ganar López Obrador expuso que también se buscará explorar mecanismos como la vivienda en renta.

Vivienda abandonada

De acuerdo con el diagnóstico del equipo de vivienda de AMLO, se estima que existen alrededor de 4.5 millones de viviendas deshabitadas y en desuso en el país. Al respecto, Meyer Falcón indicó que esto genera problemas de ordenamiento e incluso de inseguridad.

“Tenemos que hacer un análisis detallado sobre qué viviendas se encuentran en desuso, desocupadas o abandonadas; esto está generando al día de hoy grandes problemas sociales e incluso de seguridad pública”, destacó el integrante del equipo de López Obrador.

Cuestionado sobre cómo la administración del candidato atacaría esta problemática, Meyer Falcón explicó que primero se realizarían análisis para determinar cuáles viviendas se pueden rescatar o en su caso desmontar.

“Habrá algunas que vamos a poder rescatar y habrá otras que no, porque son un foco de delincuencia y vamos a tener que desmontar esas viviendas. Por cada uno de estos núcleos de desarrollo que se han abandonado tenemos que hacer el análisis de si se pueden rescatar, conformando espacios públicos”, expuso.

La estrategia AMLÓpolis plantea siete ejes de trabajo: desarrollo regional, política metropolitana, desarrollo urbano, suelo, vivienda, movilidad y política agraria.

“Nuestra agenda busca recuperar y mejorar el entorno en el que viven millones de mexicanos a través de la dotación de infraestructura de calidad, espacios públicos, equipamiento, vivienda asequible y bien localizada”, dijo Meyer Falcón.