Una negociación que fue intensa pero que finalmente muestra en la primera línea del banco fusionado quiénes son fundamentales para cada grupo que conforma el pacto de accionistas del nuevo banco regional.

Si bien la balanza dentro del acuerdo controlador se inclina a favor de Itaú Unibanco, la primera línea permitirá a CorpGroup, el holding de Álvaro Saieh, tener voz y voto dentro de la estrategia y las decisiones de la entidad resultante de la fusión, uno de los requisitos fundamentales que impuso el banquero para que se concretara la operación. Así, la mesa del banco fusionado estaría compuesta por once directores, cinco de los cuales serán nombrados por Itaú Unibanco, cuatro por Saieh y dos serán independientes.

Los hombres de Saieh en el nuevo banco no son otros que Jorge Andrés Saieh y Fernando Massú.

En una de las operaciones de fusión más importantes de la región, será el primogénito de Alvaro Saieh Bendeck quien asuma la presidencia del banco fusionado.

En una exitosa negociación de Álvaro Saieh, su holding financiero será parte de la nueva entidad regional que se conformará tras la fusión entre CorpBanca e Itaú Chile. Es más, CorpGroup se asegura cuatro lugares en la mesa directiva y la injerencia dentro de los planes y estrategia que desarrolle esta nueva entidad, con miras a transformarse en una banca regional.

Fuentes conocedoras del proceso destacan la experiencia que tiene Jorge Andrés Saieh, quien tras asumir como presidente de CorpBanca, luego de que Álvaro Saieh Bendeck dejara el directorio de la entidad a principios de el 2012, debió encabezar las dos adquisiciones que realizó CorpBanca en Colombia: la de Santander Colombia y la del Helm Bank.

Además, durante este período el banco integró a importantes socios, entre ellos el Grupo Santodomingo en Colombia, y el IFC -brazo financiero del Grupo Banco Mundial- a la propiedad del banco en Chile.

Acompañando a Saieh Guzmán, estará un hombre que lleva más de treinta años en la banca, Fernando Massú.

El ejecutivo, que llegó a CorpBanca en el 2008 como director financiero y vicepresidente de la mesa, fue designado por el controlador para ocupar la gerencia general en 2012, tras la salida de Mario Chamorro de la gerencia general de la entidad.

Antes de arribar al banco del grupo Saieh, Massú inició su carrera en el Citibank, donde estuvo por 10 años. Luego, en 1991 arribo a Santander, donde trabajó durante 17 años.

Massú ha liderado los anuncios que ha Jorge Andrés Saieh le han tocado negociar. Además de los bancos en Colombia, Massú lideró los aumentos de capital que se necesitaron para estas adquisiciones.

Sin embargo, el período más difícil se produjo durante el tercer trimestre de 2013, cuando el ejecutivo encarar una complicada situación de liquidez que enfrentó el banco, tras la salida de los institucionales. No obstante, el mercado valoró el manejo de Massú.

El ejecutivo explicó hace un par de meses que buscarían asociarse a una entidad de prestigio y trayectoria en el sector financiero que compartan nuestra visión de negocios, descartando que esta transacción fuera consecuencia de los problemas que enfrentó SMU durante el 2013.

El que Ricardo Villela Marino y Boris Buvinic ocupen puestos estratégicos en la nueva entidad resultante de la fusión entre CorpBanca y la filial brasilera local no sorprende al mercado.

Primero, porque fueron piezas clave en las negociaciones y segundo, porque tienen larga relación con la operación de los brasileños en Chile.

Marino, CEO para Latinoamérica de Itaú Unibanco, aterrizó en nuestro país en el 2006, año en que el holding financiero brasileño adquirió la operación que tenía BankBoston en Chile. En ese momento, el nieto del fundador del holding Itaú, asumió como presidente de la operación en Chile. Antes, el ingeniero había hecho carrera en Goldman Sachs y el banco Crédit Commercial de France (CCF).

Fue él quien vino a nuestro país a anunciar el fallido acuerdo con Cencosud y está vez, lideró las negociaciones con el grupo Saieh. Algo que algunos ven como una buena señal, que demuestra que la relación que quieren establecer es a largo plazo. Esto, porque sería Marino quien pasaría a la cabeza del holding en Brasil una vez que Roberto Setubal se retire de la presidencia del holding.

"Aspiramos a ser considerados el banco global de Latinoamérica hacia el 2020 (...) Estamos buscando un mayor papel y una mayor escala, lo que pretendemos lograr a medida que el mercado presenta mayores oportunidades de adquisición y fusión", dijo Marino en una entrevista.

A este objetivo apunta con esta operación, que les permitirá más que duplicar sus operaciones en Chile, adquirir una participación relevante en Colombia y conformar una entidad que compita con las firmas globales que operan en Latinoamérica.

Y quien será el encargado de liderar la administración ante este nuevo desafío será Boris Buvinic. Tanto les importaba decidir quién ocuparía la gerencia general que cedieron la presidencia de la nueva entidad.

Buvinic, con más de dos décadas de experiencia en la industria bancaria, fue el primer chileno en ocupar la gerencia general en el BankBoston, cargo al que llegó en el 2004. Dos años después fue la pieza clave en el traspaso del control al Banco Itaú, entidad que adquirió las operaciones del banco estadounidense en la región. Y precisamente, fue Buvinic el elegido para liderar la administración del aterrizaje brasileño en nuestro país.

El ejecutivo cumplirá este año diez años al mando de las operaciones del banco y ocho, como el hombre de confianza de Itaú.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica