Según la sexta evaluación realizada por el Comité de Supervisión Bancaria del Comité de Basilea, la mayoría de las instituciones financieras supervisadas por los bancos centrales que suministran información han alcanzado ya un capital de máxima calidad equivalente a 4.5% de los activos.

Hasta el 2013, el índice de capitalización máximo de calidad era de 2 por ciento.

Información divulgada por el Banco Internacional de Pagos (BIS, por su sigla en inglés), muestra que de 101 bancos globales, donde hay siete de origen mexicano, sólo dos no han llegado aún a este índice de capitalización. Ninguna de estas entidades rezagadas tiene importancia global.

Al hacer un acercamiento al estatus de las 29 entidades globalmente importantes para el sistema financiero, resulta que 21 de ellas cumplen ya con estas exigencias y han agregado una tasa adicional de capital de alta calidad, que va en un rango de 8 a 9.5 por ciento. Este logro se alcanzó antes de la fecha límite fijada por el Comité de Basilea en el 2018.

Este avance en el cumplimiento de la nueva normativa de Basilea III, también integra logros de bancos medianos analizados por los supervisores internacionales.

En este grupo de entidades, que son 119, hay seis que no han llegado al nivel mínimo exigido. Si se amplía la observación hacia las entidades sujetas a la regla de un capital requerido hasta de 7% a finales del 2018, quedan ocho bancos medianos que aún no habían llegado a este nivel a mediados del 2013.

Según el reporte del banco de los bancos centrales, estas entidades tienen menor representatividad que la selección de los llamados bancos grandes.

De acuerdo con el análisis del Comité, los grandes bancos no deberían de tener problemas importantes para completar todas las exigencias de capital en los tiempos previstos.

Desde su perspectiva, los beneficios acumulados, después de pagar impuestos, entre junio del 2012 y junio del 2013, superaban el medio billón de dólares.

Se matiza que algunos bancos medianos sí podrían estar más presionados, pues les faltan aún por recabar beneficios superiores a los 28,000 millones de dólares.

[email protected]