Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad anunció que desde el pasado 13 de marzo las diferentes organizaciones que participaron en la creación del esquema del Sistema Nacional Anticorrupción abandonaron el diálogo con el Senado respecto del proceso de designación del nuevo fiscal anticorrupción.

La organización civil precisó que se entregó una carta a las comisiones de Justicia, Participación Ciudadana y Anticorrupción de la Cámara Alta anunciándoles que después de un proceso de reflexión y deliberación al interior del grupo , se concluyó que no existen las condiciones para que este grupo acompañe este proceso de selección .

Mediante una nota de prensa, indicó que el principal factor para tomar la decisión de romper con el Senado fue la falta de certeza de que el análisis que se haría por parte del conglomerado de Organizaciones No Gubernamentales fuera tomado en cuenta en la decisión final del nuevo fiscal y de cara a la sociedad civil, y no, como se vislumbra en estos momentos, de manera poco transparente .

La Cámara Alta decidió hace algunas semanas conformar el Comité de Acompañamiento Ciudadano (CAC), integrado por siete ciudadanos notables que ayudaran a recomendar los perfiles idóneos para el puesto, sin embargo, su opinión y análisis, se precisó en el Senado, no es vinculante .

Mexicanos Contra la Corrupción destacó que la opinión y los perfiles que entregó el Comité han sido descalificados por los propios legisladores, con el argumento de que dicho órgano se extralimitó en sus funciones.

Ante ello, la organización hizo un llamado para restablecer el diálogo con los legisladores y para que se establezcan tiempos concretos que esta vez sí se respeten, procedimientos transparentes y expeditos a través de los cuales se funde y motive la selección del fiscal anticorrupción y se evite la común práctica de llevar a cabo una selección basada en intereses partidistas y sin legitimidad social .

Critican falta de reglas

Por su parte, el Comité de Acompañamiento Ciudadano (CAC)criticó la ausencia de reglas para nombramientos a cargo del Senado y consideró que la decisión última recae en la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Una deficiencia estructural del proceso de designaciones y nombramiento que lleva a cabo el Senado mexicano es la falta de reglas claras y homogéneas y la concentración de la decisión última en la Jucopo, que con frecuencia asemeja una caja negra cuyas decisiones escapan del escrutinio público , expuso.

Los integrantes del CAC entregaron a la Jucopo la información relativa a la valoración que hicieron sobre los 23 candidatos a encabezar la Fiscalía Anticorrupción durante sus comparecencias ante las Comisiones de Justicia y Anticorrupción y Participación Ciudadana.

Refirieron que aunque las comisiones dictaminadoras no tienen atribuciones de selección, el Comité de Acompañamiento elaboró un reporte de idoneidad y recomendó a cuatro de los 23 aspirantes, con la finalidad que la Jucopo tenga como base la valoración de los méritos profesionales de los aspirantes.

Sin embargo esto, puntualizó, implica el riesgo de que la decisión sea estrictamente política en demérito del proceso, dado que los integrantes de la Jucopo no participaron de forma directa en el proceso y por ello cuentan con menos elementos para tomar una decisión informada y basada en el mérito.

[email protected]