A escasas horas de que inicie la transición a la llamada nueva normalidad en México con el desconfinamiento y reapertura de actividades calificadas como esenciales, tras la Jornada Nacional de Sana Distancia, el priista Alejandro Moreno Cárdenas desacreditó las decisiones del gobierno federal al respecto por considerar que todos sus pronósticos sobre el comportamiento de la pandemia del coronavirus han fallado.

Cuando casi todo el país está en zona de riesgo máximo, afirmó el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), no existe un plan para cuidar vidas y salvar cientos de miles de empleos.

“Han fallado sobre cuándo sería el pico de los contagios. Han fallado en el número de muertos que tendríamos. Han fallado en la tasa de letalidad que el virus tendría en nuestro país y han fallado en el número de empleos que se perderían”, dijo Moreno Cárdenas.

A través de un videomensaje que difundió en redes sociales, el dirigente nacional priista reiteró su llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a convocar a un gran pacto nacional.

“Esperamos que otras fuerzas políticas, la academia, la sociedad civil y todos los que quieran a nuestro México, pongan lo mejor de sí para encontrar cómo, juntos, salir adelante. Que las mejores mujeres y hombres del país se incorporen a trazar una estrategia que salve vidas y que salve empleos”.

Desde la óptica del exgobernador de Campeche, la mejor forma de enfrentar la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus es la unión, como quedó demostrado cuando los priistas gobernaron el país.

“Tenemos experiencia en ello: enfrentamos con éxito todo tipo de desastres naturales, como huracanes y terremotos. Pero también crisis económicas del extranjero. Nuestro crecimiento económico siempre fue superior al actual”, se jactó.

Moreno Cárdenas expresó su preocupación ante la posibilidad de que sigan los contagios, las muertes y el desempleo en el país por falta de decisiones claras.

“Con más de un millón de empleos perdidos y más de 10 mil muertos por la pandemia’’, finalizó, quienes integran el gobierno federal no pueden culpar a nadie, sino auto culparse. “No hay pretexto que valga. No fue la corrupción, ni los conservadores, ni ningún complot. Son ellos y sus malas decisiones”.

[email protected]

kg