El Congreso de Oaxaca aprobó reformas a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que prohíben la distribución, donación, regalo, venta y suministro de bebidas azucaradas y comida con alto contenido calórico a menores de edad.

Oaxaca fue la primera entidad, de las 32 que conforman el país, en legislar en la materia.

La iniciativa de reformas al artículo 20 Bis, promovida por la diputada Magaly López Domínguez, de Morena, fue aprobada por 31 votos; el grupo parlamentario del PRI votó en contra.

Ayer, en la conferencia de prensa diaria sobre la pandemia de Covid-19, el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud Hugo López-Gatell, felicitó a diputados del Congreso de Oaxaca por la aprobación de la reforma.

En tanto, el grupo parlamentario de Morena en el Senado de la República promovió aumentar a más del doble las tasas de impuestos a bebidas y comida con alto contenido calórico, pobres en nutrientes y con un alto contenido de azúcar, grasa y sodio como: refrescos, papas fritas, pasteles, helados, hamburguesas, pizzas, entre otros.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, se detalla en la exposición de motivos de la iniciativa de reformas a la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, el abuso de alimentos con bajos nutrientes es uno de los principales factores causantes del sobrepeso y la obesidad en México.

Presentada ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión por Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, la propuesta consiste en incrementar de 1.26 a 3.26 pesos por litro el impuesto que se cobra a las bebidas saborizadas y de 8 a 20% la tasa a alimentos no básicos como botanas, chocolates y helados, con una densidad de 275 kilocalorías a más por cada 100 gramos.

[email protected]