Durante la conferencia matutina presidencial de este lunes, Jorge Mendoza Sánchez, director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), informó que desde abril pasado se recibió una oferta por el avión presidencial de 120 millones de dólares, equivalente a unos 2,697 millones de pesos.

La propuesta, añadió el director de Banobras, es parte en efectivo y otra en insumos médicos.

“Por razones de confidencialidad en esta etapa del proceso no podemos dar mayores detalles, ténganlo seguro que los estaremos dando a conocer cuando sea posible”, dijo el funcionario.

Mendoza Sánchez mencionó también que hay una oferta por el avión Gulfstream G-550, otra de las aeronaves utilizadas por funcionarios de alto nivel en el sexenio pasado.

Dicha nave es la segunda en valor después del avión presidencial TP01. En este caso el proceso de enajenación está más avanzado, ya que según el director de Banobras, se realizó un depósito de 2.5 millones de dólares.

“Al igual que con el avión presidencial se está revisando la documentación y el estado físico de la aeronave y también como lo comenté, por razones de confidencialidad, en este momento no estamos pudiendo dar mayores detalles, pero es importante mencionar que vamos a seguir trabajando”, sostuvo.

Por su parte, Ernesto Prieto Ortega, director de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública, anunció que el sorteo con motivo del avión presidencial, en donde se rifará un monto similar al de la aeronave que se encuentra en proceso de venta, se realizará el 15 de septiembre a las 4 de la tarde.

El servidor público refirió que debido a la pandemia se tuvo que suspender la venta de billetes de lotería, no obstante, en la actualidad ya se reactivó.

“Las ventas al 10 de julio son de 677.5 millones de pesos que es equivalente al 22.58% del total disponible, o sea, hemos vendido 1 millón 355,000 cachitos”, apuntó.