La impunidad es uno de los principales factores del incremento de la violencia política en nuestro país, afirmaron especialistas; además de que coincidieron en que los niveles registrados, a dos semanas de la jornada electoral, se encuentran muy cerca de los vistos en el proceso electoral pasado, considerado el más violento de la historia.

Ayer 26 de mayo, por la mañana, por segundo día consecutivo, continuó la violencia contra candidatos en México. José Alberto el Güero Alonso Gutiérrez, candidato del partido Fuerza por México a la alcaldía de Acapulco, Guerrero, sufrió un atentado con disparos de arma de fuego en plena costera vieja.

El ataque ocurrió cuando el candidato subía a una camioneta para realizar una gira de trabajo. Aparentemente con algunas heridas, el aspirante fue trasladado a un hospital del puerto donde se le reportó como estable.

“Me parece que en términos de los delitos globales, amenazas, homicidios en grado de tentativa, secuestros, etcétera, en ese sentido sí (estamos ante el proceso más violento de la historia). Llevamos desde el 7 de septiembre del 2020 al día de hoy 724 delitos cometidos en contra de políticos y candidatos, hace tres años registramos 774, vamos a superar esa cifra de delitos globales sin problema alguno”, refirió Rubén Salazar, director de Etellekt.

Según el último Índice Global de Impunidad, México ocupa el lugar 60 entre las 69 naciones analizadas.

“Me parece un escenario de impunidad que se va a repetir como siempre (en el proceso electoral)”, opinó el director de Etellekt.

Por su parte, Carlos Rubio, subdirector de riesgo político en Integralia, señaló que el gobierno debe atender los casos de crímenes contra candidatos ya que, de no hacerlo, se emite un mensaje erróneo: que cualquier persona puede asesinar a un político, candidato o funcionario y que no va haber ninguna consecuencia.

“Los datos que está ocupando la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para su estrategia de protección de candidatos en realidad proviene de consultoras, pero no hay datos oficiales, nos parece un error gravísimo porque no hay un ejercicio de evaluación integral por parte del gobierno para tratar de entender las causantes de la violencia política en el país”, recalcó Rubio.

El especialista reconoció que en países como Estados Unidos, Canadá e incluso Colombia, existen una serie de políticas que buscan llevar ante la justicia a aquellas personas que comenten un delito en contra de políticos.

“Cuando se asesina un político se inicia una investigación que involucra a todas las autoridades de todos los niveles de gobierno para tratar de encontrar a los responsables. La señal que se manda es que eso no va a volver a ocurrir, hay una reacción del Estado en su conjunto, eso no pasa en México y creo es, en gran parte, del porqué sigue ocurriendo”, dijo.

AMLO llama a salir a votar

Ayer el presidente, Andrés Manuel López Obrador, lamentó el asesinato de Alma Rosa Barragán, candidata a la alcaldía de Moroleón, Guanajuato por Movimiento Ciudadano, al tiempo que invitó a la ciudadanía a no dejarse intimidar y salir a votar el próximo 6 de junio.

“Decirle al pueblo que no debemos de atemorizarnos, tenemos que participar y salir a votar. Muchas veces generan estos ambientes para que la gente tenga miedo y no participe, y cuando hay abstención dominan los de la mafia las elecciones, ya sea la mafia de la delincuencia organizada, como se le llama, o de la delincuencia de cuello blanco. Entonces, lo mejor es votar, que nadie se quede sin participar”, manifestó.

Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky, así como otros especialistas consultados, ven poco factible que la violencia hacia los candidatos pueda inhibir, de forma general, la participación de la sociedad en las urnas. Sin embargo, pueden existir algunos casos locales aislados.

“En esta elección habrá inhibición, pero muy focalizada en municipios pequeños alejados de centros urbanos, ahí es donde creo que va a existir una baja en la participación”, indicó.

Se espera más participación

Por último, el presidente de Consulta Mitofsky previó que la pandemia ocasionada por Covid-19 no afectará la asistencia de las personas a las urnas, y detalló que actualmente la ciudadanía tiene más miedo a la inseguridad en general que a enfermarse por este virus.

Recordó que en países de América Latina en donde se llevaron a cabo elecciones en medio de la pandemia, ninguna nación ha tenido afectaciones.

Por otra parte, con respecto a la participación de la sociedad en la jornada electoral, Roy Campos, indicó que se puede suscitar un incremento, ya que actualmente la politización motiva a que las personas salgan a ejercer su derecho.

“Cuando la gente está muy metida en la política vota, creo que hoy la politización tanto a favor como en contra del presidente ha hecho que las personas estén muy metidas.

Las tres variables: tendencia, concurrencia y politización, van a hacer que la concurrencia ronde entre 52% o tal vez más de participación”, comentó.

politica@eleconomista.mx