La Cámara de Diputados aprobó, en lo general y particular, la Ley de Ingresos de la Federación para el 2021, con lo cual se turnará al Senado de la República para su análisis, discusión y aprobación.

Con 274 votos a favor, 116 en contra y cero abstenciones los diputados aprobaron que el siguiente año el gobierno obtenga ingresos por 6 billones 262,736 millones de pesos, lo que resultó 33,000 millones de pesos menos a lo propuesto por el Ejecutivo federal de 6 billones 295,736 millones de pesos. La disminución se da en el rubro de aprovechamientos, que pasó de 152,458 millones de pesos a 119,458 millones.

Esto se debió a la eliminación del artículo Décimo Tercero Transitorio, en el que se establecía que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), iba a instruir a la institución fiduciaria del Fondo de Salud para el Bienestar para que en el 2021 concentrara en la Tesorería de la Federación (Tesofe) 33,000 millones de pesos del patrimonio de ese fideicomiso; sin embargo, en comisiones se consideró que esto necesitaba un mayor análisis, discusión y consenso.

Durante la discusión, que duró alrededor de seis horas, los diputados no aprobaron ninguna de las reservas que fueron presentadas por las bancadas de diferentes partidos. Los legisladores de la oposición criticaron que la LIF se aleja de la realidad que se vive por el Covid-19, y la falta de apoyos para los mexicanos.

En su intervención, el coordinador parlamentario de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo, recordó que organismos internacionales alertaron que México sería uno de los países con peor reacción a la recuperación económica, y aseveró que la propuesta no responde a la recuperación de empleos ni a la reactivación económica.

Si bien se modificó el rubro de aprovechamientos, el dictamen no modificó los demás rubros por los cuales el gobierno federal obtendrá recursos el próximo año. En este sentido, se prevé que los ingresos que obtiene el gobierno a través del pago de impuestos sean por 3 billones 533,032 millones de pesos, lo que representa una disminución de 2.6% respecto a lo aprobado para este año. En total, las contribuciones de los pagadores de impuestos representarán 56.4% de los ingresos que se prevén en la LIF

La LIF también prevé 1 billón 76,832 millones de pesos por concepto de ingresos por ventas de bienes, prestación de servicios y otros ingresos; 756,789 millones por ingresos derivados de financiamiento; 381,835 millones por cuotas y aportaciones a la seguridad social y 343,039 millones por transferencias, asignaciones, subsidios, subvenciones, pensiones y jubilaciones.

Los ingresos restantes provendrán de los rubros de aprovechamientos, derechos, productos y contribuciones de mejoras.

Respecto al marco macroeconómico, no hubo cambio alguno a lo propuesto por el Ejecutivo Federal. De esta manera, coincidieron con el pronóstico de un crecimiento económico de 4.6% el siguiente año, un tipo de cambio de 22.1 pesos por dólar y una producción de 1.8 millones de barriles de petróleo diarios, con un precio por barril de 42.1 dólares.