En reunión extraordinaria, la Comisión de Justicia del Senado de la República aprobó sin cambios, por seis votos de Morena, PT y PVEM y cinco del PAN y PRI en contra, la minuta que expide la Ley Federal para la Regulación del Cannabis y reforma la Ley General de Salud y el Código Penal Federal.

Devuelto con modificaciones por la Cámara de Diputados, el dictamen correspondiente deberá ser aprobado ahora por las comisiones unidas de Seguridad Pública, de Salud y de Estudios Legislativos Segunda para posteriormente enviarse a la Mesa Directiva de la Cámara Alta y agendar su discusión y votación en el pleno cameral.

Ante la advertencia de panistas y priistas en el sentido de que aprobar la minuta tal como fue modificada por la Cámara de Diputados impedirá dar cumplimento al mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que determinó que los cambios que realizó el Congreso de la Unión a la Ley de Salud son inconstitucionales por violar el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad y por tanto se tienen que enmendar de nuevo, Julio Menchaca (Morena), presidente de la Comisión de Justicia, admitió que así es.

Sin embargo, pidió votar a favor de la minuta, sin modificarla, y después hacer los cambios requeridos; “es un tema que el propio Congreso tendrá la posibilidad de enmendar."

El dictamen, dijo, tiene disposiciones inconstitucionales debido a que los diputados alteraron “la esencia de lo trabajado en el Senado (...) No se atiende la modificación a la Ley de Salud como lo pidió la Corte” la cual recordó ya dio tres prórrogas al Congreso para discutir el tema.

Por el PRI, Claudia Ruiz Massieu afirmó que los cambios, realizados por diputados, lejos de mejorar el texto normativo violentan derechos humanos y la Constitución.

Los panistas Indira Rosales y Damián Zepeda consideraron que la minuta devuelta es “pésima” y que la nueva ley será “letra muerta si se aprueba tal como está; no podrá utilizarse ni por los consumidores ni por los productores”.

rolando.ramos@eleconomista.mx