El Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, anunció una política de “cero tolerancia” a la corrupción en el Poder Judicial, donde reconoció que imperan redes de nepotismo. Reiteró que recibió presiones del expresidente Felipe Calderón para resolver casos como la Guardia ABC y Florence Cassez; sin embargo, negó ser presionado por el actual mandatario Andrés Manuel López Obrador.

El ministro convocó a una conferencia de prensa en el Salón Murales de la Corte, en un hecho inaudito, ya que nunca antes un presidente de la SCJN lo había hecho.

La convocatoria se registró a casi dos meses de que el presidente López Obrador indicó que no promovería la renovación total de la Corte, pero demandó una limpia de corrupción, al considerar que hay inconformidad en algunos mexicanos por el desempeño de jueces, ministros y magistrados.

“Cero tolerancia a la corrupción en los hechos. No hay, ni habrá tolerancia a actos indebidos, seguiremos combatiendo el nepotismo y la corrupción”, expresó el ministro Zaldívar al anunciar que el Consejo de la Judicatura tomó un acuerdo para modificar el esquema de adscripciones y ratificaciones de jueces y magistrados, para evitar actos de nepotismo y conflicto de interés.

“Hay tribunales y hay circuitos que están realmente inundados por redes familiares, y que esto genera, no pocos, conflictos de interés”, admitió el ministro al destacar casos de jueces con más de 20 familiares trabajando con ellos.

Indicó que ya no habrá “pase automático” para un juez o magistrado, porque antes duraba en su cargo seis años, se sometía a un sistema de ratificación y era inamovible.

“Ahora se han establecido requisitos muy estrictos para que tengamos un Poder Judicial de excelencia, para que los buenos jueces y juezas sean ratificados; pero aquellos que son negligentes, no son éticos o que no tienen un estándar mínimo para merecer la confianza de la ciudadanía, no sean ratificados”, garantizó.

Dijo estar comprometido, y ser su prioridad, la modernización y transformación del Poder Judicial de la Federación, al cual prometió hacer totalmente independiente, “más cercano a la gente, un Poder Judicial más sensible a los problemas de la gente, un Poder Judicial en el que la gente pueda confiar”.

Salida de Medina Mora

El ministro presidente Arturo Zaldívar aseveró que la renuncia del exministro Eduardo Medina Mora “fue una decisión de él, que por respeto a su decisión y a su persona, no haré comentarios”.

El ministro evadió contestar una decena de preguntas sobre el tema, principalmente respecto de si la dimisión se debió a la investigación federal que se le sigue a Medina por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Durante la conferencia, el presidente de la Suprema Corte ratificó que recibió en su momento presiones del presidente Felipe Calderón.

“Cuando presenté el proyecto de la Guardería ABC, hubo linchamiento mediático y la operación de Estado para denostarme en lo personal y a mi proyecto, ahí están las pruebas. Y en el caso de Florence Cassez con mucha mayor intensidad, hubo una presión mediática inusitada hacia un ministro y hacia un proyecto, las declaraciones y discursos que hizo el entonces presidente de la República y muchas cosas que giraron alrededor de ese asunto”, mencionó.

Cuando se le preguntó sobre posibles presiones del actual presidente, dijo: “yo reitero que no veo esas presiones”.

En tanto, el ministro Zaldívar negó que el Consejo de la Judicatura haya emprendido una investigación en contra del juez Primero de Distrito de Procesos Penales en Tamaulipas, Samuel Ventura, quien ordenó la liberación de por lo menos 24 involucrados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. “En el Consejo de la Judicatura no hay ninguna queja”, expresó.

Finalmente, el presidente de la Corte dijo que será respetuoso de la terna que envíe el mandatario López Obrador al Senado para nombrar a un sustituto de Medina Mora.

“Yo respeto las atribuciones de los otros poderes, el presidente de la República es quien tiene la facultad constitucional de enviar la terna, de tal suerte que... no tendré ninguna intervención”.

Organizaciones también presionan, afirma

Pide respetar independencia de jueces

Las presiones a la Suprema Corte de Justicia de la Nación no sólo provienen de gobiernos, sino también desde organizaciones sociales, desde chats y redes sociales como Twitter, aseguró el ministro presidente, Arturo Zaldívar.

En conferencia de prensa, el ministro fue cuestionado acerca de qué garantía ofrece el Poder Judicial para resolver con independencia los 5,746 recursos que han interpuesto ciudadanos, partidos y organismos, en contra de las decisiones del actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Lo que debemos hacer es respetar la independencia de cada juez y de cada magistrado para resolver (...) Pero también la sociedad civil y también los grupos de poder tienen que respetar la independencia de los jueces y de los magistrados; no es válido hablar que el juez es independiente sólo cuando nos da la razón.

“Se debe respetar y cuidar la independencia de los jueces por parte de todos. Veo con mucha frecuencia que se quiere alarmar a la sociedad sobre debidas influencias en contra de los jueces, haciendo precisamente eso que se critica, presionando a los jueces con chats, con Twitter, con notas en los periódicos, con declaraciones estridentes”, sostuvo el ministro Zaldívar. (Jorge Monroy)