El sector laboral es sin duda uno de los que más ha sentido los impactos de la pandemia de Covid-19, se ha visto en la necesidad de trasladar sus actividades de las oficinas a los hogares y la demanda de empleos independientes ha aumentado significativamente a medida que las empresas se acostumbran cada vez más a manejar su organización como un negocio digital.

Los trabajadores independientes o freelancers calificados están en la mira de grandes compañías. La firma estadounidense de soluciones de tecnología PeopleStrong estima que el 25-30% de la fuerza laboral en empresas de negocios de internet, TI, servicios habilitados para TI, startups, bienes de consumo rápido, productos farmacéuticos, educación, marketing, consultoría, turismo, restaurantes de servicio rápido, comercio minorista y logística se convertirán en roles independientes en un futuro próximo.

Actualmente, las empresas están mucho más acostumbradas a tener una fuerza laboral virtual y las fronteras tradicionales entre el empleo a tiempo completo y los trabajadores independientes parecen irse desvaneciendo. Compañías especializadas en tecnología han hecho hincapié en que los roles que requieren habilidades especializadas por cortos períodos de tiempo serán los primeros en hacer la transición a trabajos independientes.

Trabajando desde casa

Según datos del INEGI, actualmente más de 15 millones de personas en México realizan actividades laborales independientes o de freelance y esta cifra ha aumentado de manera considerable con aquellos que buscan incrementar sus ingresos independientemente de contar con un salario fijo. De acuerdo con Workana, empresa líder en la contratación de freelancers en América Latina, uno de cada cuatro trabajadores se desempeñan en esta modalidad.

Reconocer lo grande, variada e importante que se ha convertido esta economía es clave para comprender por qué la pandemia ha afectado a algunos trabajadores independientes más que a otros. Las tres categorías que más demanda tenían comúnmente entre los trabajos a distancia son diseño y marketing, traducción y creación de contenido, así como IT y programación; algunos han mantenido o incrementado su demanda, otros no.

Ahora bien, los repartidores de comida, medicamentos, los empleados de tiendas de autoservicio y los choferes de camiones de mensajerías están viendo una mayor demanda en sus servicios; Amazon anunció su intención de contratar a 100,000 trabajadores para completar los pedidos en línea que también han sufrido un incremento exponencial.

El poder contar con herramientas tecnológicas que nos permitan enlazarnos en videollamadas o videoconferencias, generar, modificar y compartir documentos importantes en línea e incluso capacitarnos vía remota, nos da la oportunidad de mantener e incluso incrementar nuestra productividad.

Las empresas ante el trabajo remoto

En general, los líderes de empresas ven el trabajo remoto como un cambio y un beneficio tanto para trabajadores independientes, como para organizaciones sus empleados. Pero, la sostenibilidad necesita una base firme: una inversión adecuada, un buen sistema operativo, sistemas inteligentes de recursos humanos, habilidades sociales sólidas y una comunicación excepcional.

Más de la mitad de los directores financieros de empresas han señalado que apostarán por el trabajo remoto como medida fija una vez que se decrete el regreso a los centros de trabajo para realizar las actividades específicas que así lo permitan. Estas decisiones traen consigo importantes beneficios a nivel empresarial puesto que reducen los costos fijos de los empleados, ya que el pago se realizaría según el proyecto, proporciona la ventaja de contar con personal flexible basado en las necesidades comerciales y ayudan a las empresas a ampliar su grupo de talentos en diferentes regiones.

Es importante destacar que las empresas que opten por esta medida deberán tomar en cuenta el reforzamiento de protocolos de seguridad, así como la innovación tecnológica que se requiere para mantener la productividad y ofrecer un entorno seguro de trabajo a sus empleados; lo que conllevará a generar nuevos modelos de negocio.

Innovaciones como estas serán fundamentales para permitir que los profesionales trabajen desde cualquier lugar, y solo continuarán creciendo a medida que el trabajo remoto se convierta en parte de la nueva normalidad.