Los precios del petróleo volvieron a caer este jueves por segunda jornada consecutiva, a mínimos desde el mes de junio, lastrados por la rápida propagación de la segunda ola de contagios de coronavirus Covid-19, que llevó a Europa a adoptar drásticas medidas de confinamiento que limitan el consumo de crudo.

Así, el barril de petróleo WTI cotizado en el mercado de Nueva York para entrega en diciembre perdió 3.26% a 36.17 dólares, luego de ceder 5.51% el miércoles.

En Londes, el barril de Brent del mar del Norte perdió 3.75% a 37.65 dólares, luego de caer 5.05% el miércoles.

Tras el anuncio de nuevo confinamiento, el aumento de reservas comerciales en Estados Unidos y el incremento de la producción libia, "¿qué otra cosa podemos arrojar a la cara de este mercado?", se lamentó Phil Flynn, de Price Futures Group.

Donde quiera que miremos, hay malas noticias. Uno solo de estos factores no tendría el impacto que vemos sobre los precios, pero todos juntos... es difícil ser optimista", añadió el especialista con experiencia en el mercado de energía.

La brecha que se abre entre oferta y demanda lleva a un exceso de crudo en el mercado y a un alza de stocks.

"Una corrección de precios era esperada. Ya está aquí", resumió Bjornar Tonhaugen, analista de Rystad.

"Contagios récord golpean cada día a Europa y Estados Unidos y muchos países que consumen mucho petróleo como Italia, Alemania y Francia se encuentran nuevamente en una situación de confinamiento", añadió. Esto provocó la mayor liquidación de posiciones en una jornada desde el 8 de setiembre.

erp