La bolsa de Valores de Lima vivió su peor jornada de la historia tras el triunfo de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales del Perú.

Los inversionistas le dieron la espalda al candidato de izquierda, lo que se reflejó en la caída del principal índice del mercado de valores (IGRA), que perdió 12.45%, un descenso nunca antes visto, para ubicarse en las 18,585.81 unidades.

De esta manera, en lo que va del año el índice acumula una pérdida de 20.5%; sólo en junio el descenso es de 13.8 por ciento.

Las acciones de las empresas mineras encabezaron las caídas. El índice del sector de minería se hundió 12.27 por ciento.

Tras suspender por una hora las operaciones, durante la mañana el mercado accionario decidió terminar actividades dos horas antes del cierre oficial.

El índice de acciones líderes ISEL, compuesto en su mayoría por empresas mineras, se desplomó 12.41% a 25,700.47 puntos.

Dentro del sector minero las acciones de la canadiense Rio Cristal Resources Corporation registraron una caída de 25%, seguidas de Alturas Minerals, Minera IRL y Panoro Minerals que se hundieron 23.53, 23.68 y 20%, respectivamente.

La correduría Bank of America-Merrill Lynch redujo su recomendación para algunas mineras peruanas.

Humala tiene previsto gravar las ganancias extraordinarias de las empresas mineras, aunque ha venido moderando su discurso económico.

En la Bolsa de Nueva York el fondo de MSCI de acciones peruanas iShares se hundió cerca de 14 por ciento.

A decir de los especialistas, la caída del mercado muestra el temor de los inversionistas a que aumente la intervención estatal y que se dispare el gasto público para atender los programas sociales.

Ante el desplome en los activos, el equipo del candidato nacionalista redobló los esfuerzos para intentar tranquilizar al sector financiero.

Estamos reuniéndonos para ver los lineamientos de una política económico-social, con la reiteración de la autonomía del Banco Central, metas implícitas de inflación tal y como se está haciendo hasta ahora y una política fiscal contracíclica , declaró a Reuters Kurt Burneo, uno de los candidatos a ocupar el Ministerio de Economía.

Analistas prevén que la volatilidad continuará hasta que el nuevo gobierno consiga despejar sus dudas.

El banco de inversión JP Morgan recomendó a los inversionistas buscar oportunidades de compra en la deuda peruana.

DEUDA Y MONEDA NO LA LIBRAN

Los rendimientos de los bonos soberanos de Perú se dispararon. El costo de asegurar la deuda del país se aceleró y subió 27 puntos base a 182 puntos.

Los diferenciales de la deuda peruana respecto de los bonos del Tesoro estadounidense, una medida de la aversión de los inversionistas al riesgo de los países, se ampliaron 11 puntos base a 213 puntos base, según el índice EMBI+ de JP Morgan.

Perú fue el único de los 15 países que cubre el índice en que se ampliaron los diferenciales el lunes. La moneda peruana -el sol- cayó más de 1.16%, su mayor caída diaria en dos años, a 2.77 unidades por dólar. Para frenar la caída, el banco central colocó certificados de depósitos reajustables por 125 millones de soles.

UNA BOLSA PEQUEÑA

El mercado accionario de aquella nación cayó por el resultado de las elecciones presidenciales. Los inversionistas reaccionaron ante la posibilidad de que un candidato populista sea el Mandatario.

La Bolsa de Valores de Lima representa un mercado relativamente pequeño dentro de la región de América Latina, al sumar un valor de capitalización de 82,870.71 millones de dólares, que se compara con 1 billón 592,096.12 de la Bolsa de Brasil y 473,031.65 millones de la Bolsa Mexicana de Valores.

En la Bolsa de Lima se negocian un total de 248 compañías, de las cuales 200 son de empresas locales y 48 de firmas extranjeras; mientras en Brasil se cotizan 375 y en México 438. En tanto, en el mercado de valores peruano se negocian siete fondos de inversión y tres ETFs; en la Bolsa mexicana se negocian alrededor de 621 fondos de inversión.

De las empresas internacionales que cotizan en la Bolsa peruana destacan Rio Tinto, Xstrata, Mitsubishi, Anglo American, Freeport McMoRan Copper & Gold y BHP Billiton.

El índice de acciones líderes -ISEL-, compuesto en su mayoría por empresas mineras, se desplomó 12.41% a 25.700,47 puntos. Perú es el segundo productor en el mundo de cobre y plata y el sexto de oro. Asimismo, la minería aporta cerca de 60% de los ingresos por exportaciones.

La Bolsa de Lima es la única en América Latina que cuenta con un segmento de capital de riesgo dedicado a las empresas mineras en etapas de exploración y desarrollo, que nació ante la necesidad de financiamiento de los grandes proyectos mineros en el país andino. En este segmento cotizan las llamadas Empresas Mineras Juniors.

Las empresas mexicanas que más invierten en el país andino son la minera Grupo México, Elektra, Teléfonos de México, América Móvil, Zeta Gas Andino, Protexa, Grupo ICA, Bimbo, Peñoles, Aeroméxico y Omnilife.

(Con información de Reuters)