El Grupo Financiero BBVA Bancomer reportó 13,988 millones de pesos en el segundo trimestre del 2012, lo que significó una disminución de 0.5% comparado con el mismo lapso del 2011, afectado principalmente por una caída en los ingresos por intermediación bursátil durante la primera mitad del año.

Javier Malagón, director general de Finanzas del grupo, comentó que, si bien las operaciones en la Bolsa generaron menos ingresos, el margen financiero registró un incremento de 12.3% anualizado al segundo trimestre del 2012, con un monto de 37,975 millones de pesos.

De esta forma, la filial mexicana le aportó 30% de las ganancias al grupo a escala global, aportación que mantuvo en la misma magnitud que la de hace un año.

Los ingresos por operaciones financieras bursátiles (intermediación financiera) alcanzaron 2,476 millones de pesos al finalizar el segundo trimestre del 2012, lo que comparado con los 4,677 millones de pesos del mismo periodo del año pasado significó una caída de 46.5 por ciento.

La cartera de crédito de BBVA Bancomer, al mes de junio del 2012, sumó 626,659 millones de pesos, logrando un incremento de 11.1% anual, en el cual la cartera de crédito al consumo aumentó 20% en el mismo lapso.

Ya logramos alcanzar los 20 millones de clientes en el presente trimestre, así, en el último año sumamos 2 millones de clientes más al negocio bancario , aseguró el grupo financiero.

Por su parte, a escala global, BBVA registró una disminución en sus utilidades de 35% de enero a junio del 2012, contra el mismo lapso del 2011, con un monto de 1,510 millones de euros, atribuido a la nueva regulación en España que obligó al banco a incrementar las reservas para los créditos hipotecarios.

El consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, consideró que si bien las condiciones de España son adversas en este momento, las reformas que está haciendo el gobierno federal tendrán su efecto positivo en el corto y mediano plazos.

Puedo decir que las condiciones económicas en España son las peores desde el inicio de la crisis(...) pero hay que tener paciencia para que las reformas, como la fiscal y la laboral, surtan efectos en éste y en los próximos dos años , dijo el directivo en una videoconferencia con medios.

Por lo que respecta a la supervisión bancaria europea, el directivo consideró que es positiva, ya que permitirá vigilar a los bancos de forma autónoma a los bancos centrales de cada país.

[email protected]