La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) opera errática en sus primeras negociaciones de esta semana. La plaza accionaria local se muestra indecisa en la jornada inmediata a una fuerte caída sufrida ante una ola global de aversión a los activos de riesgo, debido al temor por el descubrimiento de la variante Ómicron de Covid-19.

El referencial índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras de más valor por capitalización y liquidez de México, pierde al momento -0.30% a 49,343.52 puntos, mientras que el índice FTSE BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), pierde -0.19%, con lo que se ubica en el nivel de 1,017.42 unidades.

S&P/BMV IPC

Al interior del índice referencia, la mayoría de los componentes operan en terreno negativo, con 20 valores en rojo, 14 en verde y uno sin cambios. Los peores desempeños los tienen el gigante de los medios de comunicación Grupo Televisa Unit, con -2.19%; Gruma, con -1.86%; además de Kimberly-Clark, que cae -1.85 por ciento.

El índice líderdel mercado mexicano bajó el viernes -2.24%, su mayor retroceso diario en 10 meses. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) es probable que ómicron se propague a escala internacional y presente un riesgo importante de fuertes aumentos de infecciones que podrían tener "graves consecuencias".

jose.rivera@eleconomista.mx