El fiscal peruano Reynaldo Abia llamó a declarar al presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) para indagar sobre el proceso de licitación del Gasoducto Sur Peruano y las reuniones sostenidas con Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en Perú, y los presuntos aportes de la brasileña a la campaña electoral.

El próximo 23 de febrero PPK deberá asistir a prestar declaración en calidad de testigo respecto al citado proceso de concesión.

Pero las citaciones de Abia no quedan ahí ya que según fuentes del diario El Comercio, también deberán declarar ante el magistrado los expresidentes Alan García y Ollanta Humala, el 16 y el 17 de febrero, respectivamente. Keiko Fujimori, también deberá rendir su manifestación ante el persecutor el 20 de febrero.

Entre otras diligencias de la investigación del fiscal Abia se ubica la declaración del excongresista Juan Pari, y del actual representante de Odebrecht, Mauricio Cruz Lopes. La exministra de Energía y Minas durante el mandato de Humala, Rosa María Ortiza y el actual titular de la cartera, Gonzalo Tamayo, también deberán asistir en calidad de testigos.

Piden prisión preventiva para Toledo

Pero la suerte de los ex mandatarios y la ex postulante a la presidencia de Perú parece ser mejor, hasta el momento, que la del ex presidente Alejandro Toledo.

La Fiscalía de la Nación de Perú hizo el pedido formal de prisión preventiva contra el ex presidente, Toledo por el supuesto cobro de sobornos que pagó la constructora brasileña Odebrecht.

La medida será evaluada por el juez Richard Concepción Carhuancho, del primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional y aunque aún no se conoce la fecha en que será resuelta, analistas indicaron que no tardaría más de 48 horas.

A Toledo se le acusa de los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos en el marco del caso Odebrecht y según el ex fiscal de la Nación, Avelino Guillén, ese juicio podría durar entre cuatro y seis meses como mínimo.