Dallas.- La ex primera dama de Estados Unidos Bárbara Bush recibió el año en un hospital de Houston, Texas, donde permanece internada desde el lunes pasado, para ser atendida de un "asunto relacionado con cuestiones respiratorias".

Bush, de 88 años de edad, fue internada el lunes en el Hospital Metodista de Houston, dijo el vocero de la familia Bush, Jim McGrath, en un comunicado.

El estado de salud de la ex primera dama no ha variado este miércoles. "Ella está de muy buen humor y ya ha recibido visitas de su esposo y familia, y está recibiendo atención fantástica", dijo McGrath en el comunicado.

Bárbara Bush es la esposa de George H. W. Bush, el presidente número 41 de Estados Unidos, y madre de George W. Bush, el mandatario número 43.

La ex primera dama reconoció en 1989 que había sido diagnosticada con la enfermedad de Graves, una mal autoinmune que afecta a la tiroides, y en 2010 fue hospitalizada por una recurrencia de dicha enfermedad.

Bárbara Bush se sometió a una cirugía a corazón abierto en el Hospital Metodista en 2009. Los cirujanos reemplazaron su válvula aórtica.

Sin embargo, su estado de salud ha sido relativamente bueno y las recientes preocupaciones se habían centrado hasta ahora en su esposo, el ex presidente George H. W. Bush.

El ex presidente, de 89 años de edad, fue dado de alta en enero de 2012 del Hospital Metodista de Houston después de siete semanas de tratamiento para la bronquitis, una infección bacteriana y una tos persistente.

nlb